Kicillof explicó en el plenario de comisiones el beneficio de la expropiación de Repsol

El ministro de Economía Axel Kicillof, en la reunión conjunta de las comisiones de Presupuesto y Energía que está debatiendo el proyecto de ley para la emisión de deuda y solventar el pago por la expropiación de Repsol en 2012, explicó como se llevará a cabo el proceso de saldo a la empresa española.

Comenzó su disertación señalando que en la negociación no hubo “vencedores ni vencidos”. Y a su vez resaltó que tanto el Estado argentino como la petrolera salieron beneficiados por el Convenio de Negociación Amigable debido a que el precio que se paga es el que consideró «conveniente» el Poder Ejecutivo, se evitó la intervención de un tribunal internacional como el CIADI y la firma salió favorecidos porque debido a sus últimos balances, si bien daba ganancia, estaba en caída y en los sucesivos años se traducirían en pérdida.

El titular de la cartera económica subrayó la complejidad de la valuación de la empresa porque existen múltiples perspectivas que se pueden llevar a la práctica con diferentes resultados. Si bien Repsol compite en bolsa, no necesariamente su valor es el que indica el mercado (que puede fluctuar debido a intereses particulares).

Kicillof explicó que la tasación no es un proceso lineal, que no solo se contemplaron las reservas mineras, sino que se contabilizaron los costos de extracción de los yacimientos y las regalías que debería abonar por producir. Al respecto, evaluó que han “cerrado de la mejor manera posible” con Repsol.

Principalmente, el referente del kirchnerismo señaló que el mayor beneficio de la expropiación fue que a partir de ella quedará una empresa que, con la inversión necesaria, da ganancias y que con ese lucro activo se podrán solventar los intereses a pagar hasta que se salde por completo la operación. Pero lo más importante, para el funcionario, es que cada dólar que se invierta en YPF no solo ayuda a saldar su compra, sino que en sintonía beneficia directamente a la Argentina.

En esa línea comparó la divisa que “con todo derecho” el dueño anterior se llevaba al exterior con la gestión actual, que deja la totalidad de su ganancia a disposición nacional.

Por otra parte, el ministro destacó que además de ser conveniente por la nacionalización de YPF, beneficia al Estado argentino debido a la metodología de pago puesto que al abonar el total (5 mil millones de dólares) en cuotas se evita utilizar las reservas del Banco Central. “No fueron 6 cuotas o 12, sino que hasta 2033”, celebró Kicillof.

Deja una respuesta