El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, pidió autorización a la Legislatura para contraer deuda por 500 millones de dólares y 20 mil millones de pesos, en el marco de la emergencia sanitaria por coronavirus.

Kicillof planteó que las medidas adoptadas para combatir la pandemia de Covid-19 demandaron la suspensión de actividades en la mayoría de las ramas de la economía bonaerense y expuso que, en la administración anterior, la provincia ya venía con una caída del PBI e incrementos en sus tasas de desocupación y pobreza.

En concreto, Kicillof solicitó autorización para “contraer endeudamiento con Organismos Multilaterales o Bilaterales de Crédito por hasta la suma de DÓLARES ESTADOUNIDENSES QUINIENTOS MILLONES”, tal como se lee en el artículo segundo de la norma. Con ese dinero, el Gobierno prevé “financiar la ejecución de proyectos y/o programas sociales y/o inversión pública” cuyo carácter no se precisa.

También solicita autorización para endeudarse por hasta 20 mil millones de pesos para “regularizar atrasos de Tesorería”, mediante “los mecanismos y/o instrumentos financieros que juzgue más apropiados”.

Además busca permiso para “reasignar recursos sin adjudicación” de fondos provenientes de préstamos de organismos internacionales de crédito y del Estado nacional para financiar y ejecutar programas sociales.

Algunas de las medidas apuntan directamente a los municipios, como la suspensión de los efectos de la Ley de Responsabilidad Fiscal “con el objeto de ampliar las posibilidades de financiamiento y actuación de las comunas”, que se vieron atadas por esa norma, dictada durante el gobierno anterior.

Compartinos: