La Comisión Bicameral de control de la Deuda Externa prendió motores: citarán a Guzmán y fiscalizarán la denuncia contra Macri

La Comisión Bicameral Permanente de Seguimiento y Control de la Gestión de Contratación y de Pago de la Deuda Exterior de la Nación, ratificó al senador del Frente de Todos José Mayans en la presidencia, asimismo continua en la vicepresidencia 1º al diputado del Pro Luciano Laspina,  mientras que el senador Matías Rodríguez (FdT) y el diputado Itai Hagman (FdT) fueron designados como secretarios.  

Culminada la ratificación de las autoridades se tomó la primera decisión que ya marcó lo que será el perfil de la bicameral ya que los integrantes de la Comisión de Seguimiento y Control del Pago de la Deuda Externa acordaron convocar a ese ámbito a distintos funcionarios para hacer un seguimiento del proceso de renegociación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En este sentido la senadora del Frente de Todos María de los Angeles Sacnun señaló que en la bicameral “se dispuso una metodología de trabajo por medio de la cual citaremos al ministro Martín Guzmán y otros funcionarios, para que informen sobre las negociaciones de la Deuda Externa contraída ilegalmente por el gobierno de Mauricio Macri”.

Respecto al plan de trabajo, el senador José Mayans se refirió al “endeudamiento público”, y en ese sentido, explicó: «Hemos pedido información a los distintos entes para saber cómo se fue perfilando la deuda en nuestro país y en la próxima reunión tendremos un informe básico».  

En tanto, el diputado oficialista José Luis Gioja propuso invitar al Procurador del Tesoro Nacional, a funcionarios del Banco Central y de la Oficina Anticorrupción para discutir el “tratamiento de la deuda”.  

Desde la Alianza Cambiemos, el senador Ernesto Martínez solicitó la presencia del ministro de Economía, Martín Guzmán, y sus colaboradores para explicar la renegociación actual de la deuda externa y el trabajo que se está llevando a cabo con el Club de París.

Si bien se trató de la primera reunión y el clima era relajado dado que era solo para ratificar las autoridades, la sensación es que en lo sucesivo y teniendo en cuenta la postura que tomó el Gobierno respecto de la deuda que tomó la administración de Mauricio Macri y que hoy es el centro de la renegociación de la Argentina, no es de sorprender que en el futuro surjan algunos “chispazos” entre los bloques.

“Por ahora está tranquilo, fue una primera reunión en donde sólo se designaron las autoridades, pero si el oficialismo insisite en ir por la persecución a Macri se va a complicar” se escuchó decir a un represente opositor al salir de la reunión.