La Comisión Bicameral de Fiscalización de Organismo y Actividades de Inteligencia se estrenó con un escándalo de espionaje.

Luego de que se conociera el video de un encuentro entre funcionarios de la gestión de María Eugenia Vidal, agentes de la AFI (Agencia Federal de Inteligencia) y empresarios, se renovó la discusión entre oficialismo y oposición sobre el tema “espionaje” durante la gestión de Cambiemos en la Casa Rosada.

Tras la reunión para constituirse la Comisión Bicameral de Fiscalización de Organismos y Actividades de Inteligencia con el recambio legislativo y definición de sus autoridades, se desarrolló un encuentro en donde el oficialismo llegó con solicitudes que no estaban en el temario original: los legisladores del Frente de Todos pidieron “involucrarse” en la polémica originada a partir de la difusión de las imágenes del encuentro que se habría realizado en el Banco Provincia durante la gestión de María Eugenia Vidal.

En las imágenes que se difundieron de manera exclusiva por Gustavo Sylvestre en C5N, se puede escuchar con claridad cómo el ex ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, les dice a los presentes: «No estaríamos a este nivel hablando con ustedes si no tuviéramos asegurada la cuestión judicial».

Anteriormente, en el registro fílmico, se puede oír hablar a Darío Biorci, cuñado y jefe de Gabinete de la subdirectora de la AFI macrista, Silvia Majdalani, quien invita a los empresarios a que provoquen a los sindicalistas y hagan detener obras para que reaccionen. «Ahí nosotros los vamos a estar grabando», les describe como estrategia de persecución para apresar a aquellos líderes de gremios que eran opositores al gobierno de entonces.

En la bicameral se definió solicitarle a la interventora de la AFI, Cristina Liliana Caamaño Iglesias Paíz, que envíe toda la información vinculada al hallazgo del video y, principalmente, sobre los espías que aparecen en las imágenes. Los legisladores pusieron el foco especialmente sobre Sebastián De Stefano, director de jurídicos de la AFI y Darío Biorci.

En una segunda instancia, los miembros de la Bicameral debatieron sobre el fallo emitido por los camaristas Mariano Llorens y Pablo Bertuzzi, con la disidencia de Eduardo Farah, en el que consideraron que las acciones realizadas por los espías de la AFI que se comunicaban a través del grupo de WhatsApp “Súper Mario Bros” no formaron parte de “un plan transversal a la estructura del Estado nacional” sino que correspondieron a acciones personales de esos agentes.

No obstante, los legisladores oficialistas hicieron valer su número y decidieron avanzar con una denuncia de juicio político. Para el juez de la Cámara Federal Porteña, Mariano Llorens así como para el magistrado Pablo Bertuzzi, esos ex espías “utilizaron sus posiciones y recursos del Estado para intentar obtener dinero por su cuenta o compartir información”. Considerando eso, ambos jueces concuerdan en que la acción de ese grupo refleja solo “intereses particulares” y no “la idea de un plan transversal a la estructura del Estado”.

Sin embargo, para el Juez de la Cámara Federal, Eduardo Farah, sí hubo asociación ilícita al plantear que “el relato de los eventos muestra una maquinación debidamente concertada, concretamente planeada, que involucró a diferentes personas y con diversas funciones”.

Frente a este panorama con un escándalo en donde se escucha claramente a un ministro de la ex gobernadora, confesando su deseo de contar con una Gestapo para perseguir dirigentes gremiales, la comisión bicameral pidió también el juicio político de los camaristas Llorens y Bertuzzi por haber descartado la existencia de un plan masivo de espionaje durante el gobierno de Mauricio Macri.

Paralelamente a la investigación del Congreso, la fiscal federal de La Plata, Ana Russo, imputó este martes al ex ministro de Trabajo de Vidal Marcelo Villegas y pidió que se identifique al resto de quienes participaron de la reunión del 15 de junio de 2017 en la que se discutió cómo diseñar un armado que terminaría con la detención del dirigente de la UOCRA platense Juan Pablo “Pata” Medina. La fiscal pidió también al juez federal Ernesto Kreplak una serie de medidas para avanzar con la denuncia que radicó el lunes la interventora en la AFI, Cristina Caamaño, después de que el 23 de diciembre pasado hallaran la grabación en la sede de la ex SIDE.

Incorporaciones y autoridades de la nueva Comisión Bicameral.

Hasta el 10 de diciembre, la comisión estuvo presidida por el diputado oficialista Leopoldo Moreau quién aún mantiene el cargo. Pero ahora se llevaron a cabo nuevas incorporaciones y en marzo se terminará de organizar la estructura.

En este marco continúan los legisladores oficialistas Oscar Parrilli, Martín Doñate, Sergio Leavy y Gerardo Montenegro, como así también los diputados Blanca Osuna, Rodolfo Tailhade y Eduardo Valdés. Por la oposición de Juntos por el Cambio siguen vigentes los diputados Sebastián García de Luca y Cristian Ritondo. Al bloque se sumaron Gerardo Milman y Miguel Bazze.

Asimismo, tres senadores de Juntos por el Cambio reemplazaron a los legisladores Oscar Castillo (Catamarca), Juan Carlos Marino (La Pampa) y Pamela Verasay (Mendoza), quienes completaron sus mandatos el 10 de diciembre. Ellos son: Alfredo Cornejo (Mendoza) Ignacio Torres (Chubut) y  Ricardo Kroneberger (La Pampa).