Durante un plenario de las comisiones de Banca de la Mujer y de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión realizado en forma remota, legisladores nacionales debatieron sobre el proyecto de ley de autoría de la senadora por La Pampa Norma Durango (FdT), el cual garantiza la paridad de género en los servicios de radiodifusión sonora y televisiva del Estado Nacional.

Durango apuntó que «este proyecto busca dar un paso más al reconocimiento efectivo de los derechos de las mujeres» y que «proponemos la equidad en la representación de los géneros desde una perspectiva de la diversidad sexual en el acceso y permanencia en los puestos de trabajo en los servicios de comunicación operados por prestadores de gestión estatal, alcanzando incluso los cargos de conducción, que siempre son los de más difícil llegada para las mujeres».

«La idea es no dejar al arbitrio de cada gobierno el ajuste o no de la perspectiva de género sino legislarla tornándola obligatoria con esta incorporación legislativa», prosiguió.

Además, al referirse a la Autoridad de Aplicación (ENACOM) detalló que «hemos previsto algunas funciones específicas que no solo se abocan al cumplimiento del objetivo de esta iniciativa sino que también a la construcción de los medios de comunicación audiovisual que colaboren en forma activa y comprometida en la erradicación de desigualdades tratando de ser más plurales, inclusivos e igualitarios».

A continuación resaltó que «esta propuesta se ha esbozado como una cláusula transitoria para la aplicación gradual de esta ley para que a medida que se vayan liberando los puestos se vaya cumpliendo con esta ley que proponemos. El empoderamiento de la mujer es necesario para el aporte, desarrollo, trabajo, voluntad y decisión de las comunidades», concluyó.

Seguido, el senador por Chubut ALfredo Luenzo (FdT) añadió que «uno de los aspectos que estuvimos trabajando es el tema de las sanciones» no obstante lo cual reflexionó que «esto tiene que ver con una construcción cultural». «Creo que hoy los principales medios de comunicación que dependen del Estado cumplen, en su equipo femenino, e incluso sobre cumplen lo que esta ley está indicando, pero no todos los gobiernos ni políticas tienen esta mirada», prosiguió.

Al respecto, detalló que «en el capítulo 3 hablamos del sector privado, estamos hablando de un régimen de promoción para los servicios de comunicación operados por prestadores de gestión privada con y sin fines de lucro: en este caso no hay sanción».

Por último instó a que, cuando se trate el proyecto de ley de publicidad oficial, se debata la posibilidad de que exista una partida especial relativa a la representación equitativa de los géneros en los medios de comunicación.

Al concluir la reunión, la presidenta de la Banca de la Mujer, Norma Durango, acordó realizar una modificación en el artículo 5 respecto de las sanciones ante el incumplimiento a la normativa y otra en el artículo 2 detallando que el sector primario debería adherir. «La idea es poner el dictamen a consideración, y las modificaciones importantes que ustedes consideren las haremos en el Recinto», concluyó.