Un estudio desde el CEA (Centro de Estudios de la Educación Argentina), dependiente de la Universidad de Belgrano, dirigido por Doctor Alieto Aldo Guadagni; que toma como índice los datos arrojados por el Operativo Aprender; concluye en dar una luz de alarma respecto a un retroceso de aprendizaje en la asignatura de Matemáticas tanto en CABA como en el Conurbano.

En el estudio, los licenciados Gisela Lima y Francisco Boero analiza particularmente esa disciplina y su cursada en las escuelas públicas. Toman como campo de estudio en primer lugar los 24 distritos del conurbano bonaerense, durante el último año de primaria; y luego las escuelas públicas de la CABA divididas por su respectivas comunas y barrios.

El análisis toma el período de 2016 a 2018, en que se llevó adelante el Operativo Aprender, haciendo especial énfasis en la importancia de la escuela pública y en la necesidad de fortalecer la educación de los sectores más vulnerables, como herramienta para enfrentar las condiciones adversas, volátiles e impredecibles que presenta el mundo actual. En palabras de Guadagni: «El avance en el nivel de conocimientos acumulados en la mente de los habitantes de un país es la condición necesaria para su desarrollo en el desafiante mundo actual. Para superar la circularidad de la reproducción intergeneracional de la pobreza, es necesario fortalecer nuestra escuela pública, prestando particular atención a las áreas más vulnerables.»

Ya en su introducción, los resultados de la investigación y su comparación entre distritos de menor a mayor poder adquisitivo y condiciones sociales son sumamente preocupantes, y revelan una realidad que es inocultable en materia de calidad educativa: «Un caso extremo se da al comparar el nivel de conocimientos «Avanzado” en las escuelas estatales de José C. Paz (6,65 por ciento) con las de Vicente López (22,27 por ciento). Además, la comparación del Operativo Aprender del 2018 con el de 2016 revela un aumento en el porcentaje de alumnos que se ubican por debajo del nivel “Básico” en 22 de los 24 partidos del Conurbano.»  Sin embargo, la CABA no escapa a estos contrastes: «La desigualdad en el nivel de conocimientos según el barrio donde está radicada la escuela estatal también es alta. Por ejemplo, en las comunas 1 y 4 (Constitución, Montserrat, Puerto Madero, Retiro, San Nicolás, San Telmo, Barracas, La Boca, Nueva Pompeya, Parque Patricios), el porcentaje de alumnos cuyos conocimientos están por debajo del nivel “Básico” es el doble que en las comunas 16 y 15 (Caballito, Agronomía, Chacarita, Paternal, Villa Crespo)

En suma, en esta indagación, el licenciado Guadagni advierte sobre las consecuencias que esto puede traer a la sociedad en general en el futuro cercano, si no se hace un esfuerzo notable desde varios ejes: el Estado, la familia, y los docentes. «La tarea educativa que tenemos por delante exigirá un considerable esfuerzo no sólo de las autoridades, sino también de docentes y familias. Si todo sigue así y no se encara el fortalecimiento de la escuela pública, se ampliarán aún más las grandes desigualdades socioeconómicas, consolidando así la reproducción intergeneracional de la pobreza y la exclusión social.»

Compartinos: