La diputada nacional MC por el Frente de Izquierda, Mónica Schlotthauer, dejó su banca en el Congreso para volver a su antiguo trabajo de limpieza en la estación de trenes de Once, en la Ciudad de Buenos Aires.

La noticia se hizo viral cuando el dirigente sindical Rubén Dario Pollo Sobrero, subío a su cuenta de twitter: “Con la delegada de los trabajadores y ex diputada en once!!! Mónica Schlotthauer termino su mandato y volvió a trabajar, conoces muchos casos como este, solo orgullo como ferroviario del Sarmiento y Bordo”.

«A diferencia de los legisladores del PJ, PRO y la UCR, que pasan décadas aferrados a las bancas del Congreso, los del Frente de Izquierda rotan y regresan a sus lugares de trabajo«, indicaron desde su partido. Schlotthauer, además, integra el cuerpo de delegados del Ferrocarril Sarmiento y es referente de la lista Bordó y de la agrupación Mujer bonita es la que lucha. La dirigente, de 56 años, empezó a militar en el Partido Socialista de los Trabajadores (PST) durante la dictadura y con el retorno de la democracia comenzó su carrera sindical. Fue delegada en el Sanatorio Antártida durante diez años: «Nos echaron durante la primera lucha contra los procedimientos preventivos de crisis de la reforma laboral de (Carlos) Menem», afirmó.

“De todas formas, el año que viene vuelvo a la Cámara”, indicó Schlotthauer.

 

Compartinos: