La Junta Electoral definió que no abrirá las urnas cordobezas

La Junta Electoral cordobesa rechazó en el día de ayer el pedido del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) para que se abrieran 2.200 urnas a raíz de que suponían que el escrutinio provisorio había sido por lo menos mal ejecutado. La desestimación se debió a que los magistrados, por mayoría, interpretaron que el planteo de la izquierda nacional fue «genérico» e «impreciso».

En ese sentido, los vocales Ricardo Bustos Fierro y Carlos García Alloco indicaron que «las objeciones u observaciones solo se circunscriben a la presencia o existencia de votos nulos, en diferentes cantidades. Dicha observación, además de sistemática, resulta claramente genérica e imprecisa». A su vez, la señaló que «no se ha cuestionado ningún otro guarismo ni tampoco defecto alguno en la confección o conformación de las actas» y agregó que no se indicó «el respaldo legal bajo el cual instan la apertura y revisión de las urnas».

Por otra parte, los jueces estimaron que «no es en esta oportunidad, al tiempo del escrutinio definitivo, cuando la agrupación, a través de sus fiscales, puede objetar la presencia de votos nulos. Esta facultad debieron ejercerla claramente en oportunidad de los distintos escrutinios de mesa».

 

Deja una respuesta