La Cámara Federal de Apelaciones de la capital de Chaco, confirmó este viernes el procesamiento con prisión preventiva de la diputada nacional de Cambiemos y ex-intendenta de Resistencia, Aída Ayala, y de todos los imputados en la causa por lavado de activos conocida como “Lavado II”. Según cuentan fuentes de la provincia, las primeras derivaciones de la medida judicial es la “inminente reactivación del pedido de desafuero de la legisladora nacional ante la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados de la Nación”.

La resolución lleva la firma de las camaristas María Delfina Denogens, Rocío Alcalá y Eduardo Belforte –quién actuó como subrogante por la inhibición de su par José Luis Aguilar-.

En el casos de Aída Ayala se confirmaron sus procesamientos con prisión preventiva por los delitos de “negociaciones incompatibles con la función pública”, “enriquecimiento ilícito”, “fraude en perjuicio de la administración pública”, “incumplimiento de deberes de funcionario público en calidad de coautora, y “lavado de activos”, agravado por habitualidad, ser miembro de una banda y funcionario público, en calidad de coautora, todos en la modalidad de concurso real.

Defensa de la diputada en la comisión de Asuntos Constitucionales

Frente a la comisión de Asuntos Constitucionales la diputada dijo que “mi gestión ya fue auditada, el Tribunal de Cuentas de Chaco aprobó cada uno de los 12 años que goberné Resistencia” y afirmó “creo que no corresponde a esta comisión tratar el desafuero sino que la justicia se debería encargar de la causa”.

La diputada chaqueña y ex intendenta de Resistencia  dijo que “se me acusa de ser jefa de una banda para lavado de dinero, se me acusa de haber llamado a licitación para la concesión de servicios de recolección de residuos y se me acusa de enriquecimiento ilícito, esto es falso de toda falsedad”.

“No soy jefa de una supuesta banda de empresarios. Todo lo que he hecho fue correcto y me pongo a disposición”, afirmó la ex intendenta de Resistencia, para luego detallar que durante todos los años de su gestión el Tribunal de Cuentas “aprobó todo sin observaciones”. “Espero que la Jueza investigue y que pruebe cada una de las causas, sin trasladar responsabilidades. Voy a seguir luchando por el Chaco, por eso hoy soy diputada nacional”, finalizó.

También apuntó contra el actual intendente de Resistencia, Jorge Capitanich: “En la prensa habla de sobreprecios y de que hubo una renegociación, pero en el expediente declara que continúa con el mismo régimen de contratación”, detalló.

Desde la oposición cuestionaron lo que, a su criterio, es un “tratamiento desigual” de los pedidos de desafuero de los diputados nacionales Julio De Vido y Ayala, por considerar que “ahora no se están tomando las mismas medidas ni aplicando la misma celeridad para resolver el tema”. Reclamaron que se los analice “con la misma vara” y que se fije un criterio único.

Legisladores oficialistas rechazaron que exista una doble vara y consideraron que “ambos casos son completamente distintos”. Pidieron contar con tiempo suficiente para estudiar toda la documentación presentada. “En la próxima reunión de comisión se decidirá si se acepta o no el pedido de desafuero de la diputada Ayala solicitado por la Jueza”, anticipó Tonelli antes de concluir la reunión de comisión.

Compartinos: