Un fallo de la Cámara Nacional Electoral sostuvo este jueves que la Cámara de Diputados debe modificar la conformación de las bancas que representan a la población actualmente y considerar los números del último censo del 2010. Según la justicia, hay provincias que quedaron “subrepresentadas” por los cambios habitacionales.

El fallo: Fallo de la Cámara Nacional Electoral

Con la firma de los jueces Santiago Corcuera y Alberto Dalla Via, el tribunal hizo lugar a un planteo de un elector de Córdoba. Esa es una de las provincias que tiene, en proporción, menos diputados de los que correspondería.

La Constitución Nacional establece en su articulo 45 que la Cámara de Diputados se compondrá de “representantes elegidos directamente por el pueblo” de las provincias y de la Ciudad de Buenos Aires “a simple pluralidad de sufragios”; también, que “después de la realización de cada censo, el Congreso fijará la representación con arreglo al mismo”.

Esa representación fue actualizada por última vez luego del censo de 1980 y es por eso que provincias como Buenos Aires, Santa Fé, Córdoba o Entre Ríos no tienen la representación que le corresponde por el aumento poblacional que sufrieron los últimos años.

La Cámara Electoral indica en su fallo que el Congreso tiene la “discrecionalidad de decidir cómo ajusta su composición” pero dicha modificación se tiene que realizar acuerdo a los números que arrojó el último censo nacional de población, tal cual afirma la Constitución.

Monzó ya se había manifestado a favor

El presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó (PRO-Buenos Aires), en el año 2016 ya se había manifestado abiertamente a favor de la ampliación de bancas para que haya más legisladores en la Cámara baja. “La provincia de Buenos Aires se encuentra en una situación de debilidad total”, dijo.

Para el bonaerense, además la reforma debería incluir una “regionalización” de la provincia y “reformar las secciones electorales” que la integran.

¿A cuanto tendría que ascender el número de diputados?

La Constitución nacional dispone que la Cámara debe actualizarse después de cada censo habitacional, para conservar el porcentaje de representatividad, cosa que no sucede desde la vuelta de la democracia en el año 83. Según el propio Monzó, el número de diputados debe ser “mucho” más alto que “300”.

El titular del cuerpo señaló que “307 es un número equilibrado entre las diferentes propuestas que surgen de los proyectos presentados”, por ese entonces en la Cámara baja y amplió: “Estoy dispuesto a dar pelea para que salga este proyecto, porque hoy la provincia de Buenos Aires está subrepresentada”.

El actual número de 257 podría modificarse, hecho inédito desde la vuelta de la democracia, claro que el que lo dice es un representante de la provincia supuestamente perjudicada, habrá que ver el sentido que cobra para los legisladores del resto del país el reclamo bonaerense.

Compartinos: