Legisladores porteños del oficialismo y de la oposición expresaron su repudio a las violaciones de los derechos humanos perpetradas por la última dictadura y, además, destacaron la necesidad de «estimular la memoria» y la «reflexión» sobre lo sucedido, a días de cumplirse el 43° aniversario del golpe militar del 24 de marzo de 1976.

“La metodología aplicada por el régimen de facto desconoció todos los derechos y garantías constitucionales de los ciudadanos, la cual derivó en la desaparición, tortura y muerte de miles de civiles y militantes políticos”, sostienen los fundamentos del proyecto oficialista que resultó acordado y aprobado con casi todos los bloques (excepto los de izquierda), tras varias iniciativas presentadas por las diversas bancadas. Agregaron los considerandos que “es obligación de un organismo totalmente democrático como la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires conmemorar esta fecha, para que los hechos a los que desgraciadamente se vio involucrado nuestro país no sucedan nunca más, ni dictaduras militares que destituyan y alteren el orden democrático, violando los derechos humanos y las garantías constitucionales”, ratificaron.

Cerró el debate, desde el oficialismo, Claudio Romero (VJ) quien, entre otras consideraciones, pidió «estimular la memoria y hacer una profunda reflexión, porque muchas veces la justicia es injusta porque no llega en el momento ni en el lugar que se necesita».

Pidió desde la bancada macrista «deponer actitudes de agresividad y violencia para resolver los problemas políticos con diálogo y consenso». Afirmó que «la lucha no es tirar piedras a la policía, no es tampoco pintar las puertas de la Legislatura ni intentar ingresar por la fuerza al Congreso». Como algunos oradores (desde bancadas de izquierda y justicialistas) hicieron paralelismos entre las políticas de la dictadura, el actual Presidente de la Nación y el modelo actual de gestión, Romero les respondió: «Recuerden que Macri fue elegido por la mayoría del pueblo argentino».

Compartinos: