La titular de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa adelantó que la Ley de Alquileres podría ser tratada en las extraordinarias del Senado. «El sector quiere trabajar en conjunto con el Estado», afirmó.

María Eugenia Bielsa, ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, anunció algunas  medidas estatales para enfrentar las problemáticas asociadas a la vivienda en Argentina, un país donde se estima hay un déficit habitacional de 3,2 millones de viviendas.

“El objetivo es implementar una política de radicación de la población en su lugar de origen. Y para eso necesitamos un Estado menos burocrático y con más acción”, expresó Bielsa.

Bielsa explicó que tomarán medidas respecto a temas como los acreedores UVA -hay más de 130 mil afectados, y el plan Procrear.

A su vez, la ministra habló sobre la Ley de Alquileres, que tiene media sanción en Diputados.

En ese sentido, la ministra expresó que “podría tener tratamiento en el Senado en la sesiones extraordinarias”.

“Entendemos que el Estados tiene que involucrarse sin que esto signifique descalificar el rol del mercado. Pero el mercado solo, no ordena. El sector inmobiliario lo ha planteado. Ellos visualizan que ha bajado mucho la venta de inmuebles y quieren trabajar en conjunto con el Estado”, concluyó la titular de Desarrollo Territorial y Hábitat.

En noviembre del año pasado, la Cámara de Diputados de la Nación le dio media sanción a un nuevo proyecto de Ley de Alquileres, que, entre otras cosas, propone nuevas condiciones para regular la relación entre inquilinos y propietarios.

En total, el proyecto consiguió el apoyo de 192 diputados que votaron a favor. En tanto, 23 de abstuvieron y nadie votó en contra.

  • Los principales cambios que se aplicarán si se aprueba en el Senado:

Los ajustes en los contratos deberán efectuarse utilizando un índice conformado por partes iguales por las variaciones mensuales de la inflación, según el índice de precios al consumidor que mide el Indec, y de los salarios, de acuerdo con el índice Ripte.

Los contratos de alquiler se extenderán por un plazo mínimo de tres años. Por lo tanto, se extiende a un año más con respecto al plazo actual.

Las expensas extraordinarias serán responsabilidad del propietario. Solo estarán a cargo del inquilino las expensas que incluyan los gastos habituales, que se vinculan a los servicios normales y permanentes independientemente de como sean considerados (expensas comunes ordinarias o extraordinarias).

Se reducirá el depósito de garantía a un mes de alquiler. Una vez finalizado el contrato, se devolverá una suma equivalente al precio del último mes o la parte proporcional en caso de haberse acordado un depósito inferior a un mes de alquiler.

Se contemplarán diversas opciones para facilitar las garantías para los inquilinos, no sólo a través de la garantía inmobiliaria. Entre ellas, aval bancario; seguro de caución; garantía de fianza; o garantía personal del inquilino (se documenta con recibo de sueldo o certificado de ingresos). El inquilino puede presentar al menos dos y el locador deberá aceptar una de las propuestas.

Los inquilinos y propietarios deberán pagar las comisiones inmobiliarias correspondientes. En el caso de que intervenga un solo corredor inmobiliario, que es lo más habitual, ambos le deberán una comisión. Este era el punto que generaba más conflicto con las cámaras inmobiliarias, porque en los primeros borradores del proyecto se eliminaba la opción de cobrar comisión a los inquilinos.

Compartinos: