A pesar de que Juntos por el Cambio pidió más tiempo para escuchar a los actores involucrados, el Frente de Todos avanzó, en soledad, con el dictamen favorable de la ley de góndolas, que será tratada en el recinto una vez que inicien las sesiones ordinarias.

El oficialismo firmó el despacho tras una breve reunión de la Comisión de Legislación General, que se constituyó previamente y designó como presidenta a la kirchnerista correntina Ana Almirón, secundada por Silvia Giacoppo (UCR).

El Frente de Todos reunió 10 firmas sobre los 17 integrantes de la comisión de Legislación General, por lo que el proyecto quedó en condiciones de ser debatido por el plenario de la Cámara alta a partir de la próxima semana.

La radical mendocina Pamela Verasay remarcó que «el espíritu de la ley es muy bueno», pero expresó su interés en ampliar el debate porque -dijo- «sabemos que se puede mejorar”.

La titular de la comisión, la oficialista Ana Almirón, anunció que no se alteraría la agenda de trabajo y su par de bancada María de los Ángeles Sacnun recordó que el proyecto ya “fue votado ampliamente en Diputados” y, por ello, «la discusión está absolutamente saldada”.

Más allá de que el oficialismo haya conseguido el dictamen en la reunión de esta tarde, el titular de esa bancada, José Mayans, anticipó que el tema no será debatido en el recinto hasta después del 1 de marzo, cuando se inician las sesiones ordinarias.

El proyecto establece que la exhibición de productos en góndolas de un proveedor o grupo empresario no podrá superar el 30 por ciento del espacio disponible que comparte con productos de similares características.

La participación en la góndola, además, deberá involucrar a no menos de cinco proveedores o grupos empresarios.

El texto también dice que deberá garantizarse un 25 por ciento del espacio para productos de micros y pequeñas empresas nacionales y cooperativas, y un 5 por ciento para productos originados por la agricultura familiar, campesina, indígena o de la economía popular

Compartinos: