La Magistratura aprobó el juicio político contra Eduardo Freiler

En un plenario tenso y que culminó en desorden, gritos y amenazas, el Consejo de la Magistratura aprobó esta mañana el pedido de juicio político al camarista Eduardo Freiler por presunto mal desempeño de sus funciones; el oficialismo aprovechó la ausencia de Ruperto Godoy para alcanzar la mayoría, con ocho votos a favor.

En el kirchnerismo denuncian una jugada maliciosa por parte del oficialismo para llegar a su objetivo. El Consejo tiene 13 integrantes, de los cuales hay ocho oficialistas y se necesitan nueve votos para enviar a un magistrado a juicio político. Ante el desplazo del senador sanjuanino Ruperto Godoy, se designó en su lugar a Mario Pais, que tenía que tomar juramento en la Corte Suprema.

El senador chubutense estaba desde las nueve de mañana en la Corte esperando para hacerlo, pero el trámite se retrasó. Juan Bautista Mahiques, representante del Poder Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura, solicitó que se adelante en el temario de la sesión la discusión por Freiler. De esta manera, sin Pais presente, había sólo doce votos, con lo que al oficialismo le alcanzó con sus ocho funcionarios para lograr su objetivo.

Recién unas horas después Pais pudo realizar el juramento. «Se están llevando puesta a la democracia. Usted va a quedar como la presidenta del Consejo más bochornoso de la historia. Lo hace porque responde al operador del gobierno Daniel Angelici», le dijo el diputado del Frente para la Victoria Rodolfo Tailhade a la titular del Consejo, Adriana Donato.

Al momento de la adelantada votación, Tailhade fue aún más incisivo: «Usted va a tener que ir a dar explicaciones a Comodoro Py», le dijo. «¿Me está amenazando, diputado?», respondió Donato. La votación, como era esperado, terminó con las ocho manos alzadas y la aprobación de juicio político para Freiler.

¿DE QUÉ SE LO ACUSA A FREILER?

  • Mal desempeño en sus funciones por falsear u omitir datos en sus declaraciones patrimoniales juradas.
  • Incremento de su patrimonio con gastos «que no guardan correlación con sus ingresos». Estiman que entre 2012 y 2016 gastó seis millones de pesos más que lo que figura en sus ingresos.
  • Motivos «falsos» para obtener licencias con goce de haberes, como viajes al exterior sin relación con su función como magistrado.
  • Reiteradas ausencias «sin licencia durante días hábiles judiciales de forma grave y reiterada»

 

 

Deja una respuesta