La nueva apuesta PRO

El macrismo busca aprobar en la Legislatura porteña antes del recambio del 10 de diciembre un proyecto para extender el estacionamiento medido a, por lo menos, media ciudad, que podría funcionar recién a fines del año que viene.

“No será con parquímetros, sino con un sistema para el teléfono celular en donde uno elige el lugar donde quiere estacionar, anota un número con el teléfono y lo puede pagar con tarjeta o pre pago, con lo cual después pasa el agente de tránsito y con un sistema automático verifica que esté todo en orden”, aseguró hoy el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en declaraciones radiales.

El funcionario agregó que lo que se aprobaría antes de fin de año “es el llamado a licitación y recién se va a poder aplicar a fines del año que viene” y, además, explicó  que en los barrios, “los residentes no van a pagar en un radio de 200 metros de su casa” y que el nuevo sistema ayudará “a ordenar el tránsito”.

El texto del proyecto que logró despacho de mayoría de la comisión de Tránsito y Transporte sostiene que “en la Ciudad habrá 334.654 espacios para estacionar. De este total, el 55 por ciento serán gratuitos, pero en el 45 por ciento restante se deberá pagar. Hoy sólo hay unos 8.000 espacios con parquímetro, en el microcentro y parte del Casco Histórico”, sostiene hoy Clarín.

En este sentido, con este nuevo sistema se deberá pagar el estacionamiento en barrios como Puerto Madero, Las Cañitas, las zonas comerciales de Belgrano y  Caballito y las avenidas Libertador y Rivadavia, entre otras.

Para el legislador porteño del MST-Nueva Izquierda Alejandro Bodart, “la ley macrista sólo es recaudatoria y alimenta un gran negocio privado, ya que la tarifa mínima se iría de 1.40 a 5 pesos y la progresiva hasta 16 pesos. Es para imponer este negocio que Mauricio Macri persigue a los trapitos”.

Bodart, autor del proyecto para reestatizar el servicio de estacionamiento medido  y las grúas, agregó: “la ley es ineficiente para desalentar el uso del auto, porque más del 80% es de residentes o de gente que viene por trabajo, estudio o salud. Yo propongo un servicio estatal y sin atestar los barrios de parquímetros. No se mejora el tránsito castigando a los vecinos, sino ampliando realmente la red de subtes”.

El proyecto PRO también dispone el uso de cepo como elemento disuasivo y tarifas diferenciadas para calles donde habrá tarifa única y, las más solicitadas, un sistema de aumento progresivo por cada hora que el auto está estacionado. Por otro lado, descarta la idea original de sumar el pago de estacionamiento a las motos y el patentamiento de bicicletas.

Deja una respuesta