La oposición califica de parche la ayuda a los deudores UVA y pide la emergencia hipotecaria. El Gobierno sólo compensará cuando las cuotas hayan subido 10 puntos por encima de los salarios. Los diputados de todos los bloques piden indexarlo a la variación de haberes y suspender los desalojos.

________________________

La inflación es un tema que preocupa al Gobierno, sobre todo ahora en plena campaña electoral. Uno de los sectores que sufrió las consecuencias de este incremento es de los deudores hipotecarios a través de los créditos atados a la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA) cuyas cuotas tuvieron un incremento cercano al 100% en los últimos dos años. Si se toman los últimos doce meses, el porcentaje se incrementó en un 55%, casi 20 puntos más que el salario.

Ante ello, se conoció que el Gobierno se hará cargo de la diferencia entre el aumento de la cuota y el incremento salarial si esa brecha supera el 10% entre octubre 2018 y diciembre 2019.

Ante ello, la oposición consideró «insuficiente» el subsidio del Gobierno a los deudores de créditos hipotecarios bajo la modalidad UVA y solicitó tratar el dictamen aprobado en Diputados.

La compensación dispuesta por el Gobierno se limita a aquellos casos que entre octubre y diciembre de 2018 hayan tenido aumentos en sus cuotas por encima de 10 puntos porcentuales de lo que hubiera resultado actualizarla por el índice de salarios (CVS).

El dictamen de Diputados es mucho más amplio: establece una emergencia hipotecaria de un año, en el que se suspenden los desalojos, e indexa las cuotas a la cifra más baja entre el coeficiente de estabilización de referencia (CER) y el CVS.

Si el segundo índice progresara un 5% menos que el primero, la emergencia se prorrogaría por otro año. Y mientras dure, no serán posibles los desalojos.

El proyecto fue despachado en la comisión de Vivienda, presidida por Felipe Solá, pero nunca pasó el filtro de la de Finanzas, porque su presidente, Eduardo Amadeo, se negó a convocarla y hasta acusó a los deudores de enriquecerse con la devaluación, aun cuando no puedan afrontar las cuotas.

Hace 15 días los diputados opositores, liderados por el puntano Andrés Vallone, le pidieron por carta citar a la comisión pero no lograron conmoverlo y con el nuevo anuncio el oficialismo intentará cancelar el debate, pero toda la oposición está unida en su rechazo.

«El gobierno de Mauricio Macri llega tarde a cada problemática que alertamos desde el Congreso y sólo está enfocado en la campaña electoral», sostuvo desde el bloque presidido por Pablo Kosiner, a través de un comunicado.

«El aumento excesivo de las cuotas y deudas que se ajustan por inflación son un problema muy serio para las familias que destinan un porcentaje cada vez más alto de su salario para afrontar los préstamos hipotecarios y no se soluciona con una medida temporal. Los argentinos se endeudan por los errores del gobierno», agregaron.

La oposición calificó la ayuda del gobierno como «un parche electoral» y aportó números para explicar la situación que atraviesan los deudores UVA que empezaron en 2016 y no fueron tenidos en cuenta. «La suba acumulada es del 143%, ya que la cuota que en mayo de 2016 era de $ 6.153 y en abril pasado fue de $14.556, mientras que los salarios tuvieron un crecimiento anual de solo 29,7%».

«Este es otro fracaso del gobierno de Mauricio Macri, que subestimó o no le importó la inflación descontrolada, que no cumplió con la premisa principal del préstamo que se ajustaba por evolución de los salarios (Coeficiente de Variación Salarial), esto da cuenta, que embarcó con engaño a los hipotecados, en un plan a quienes tiene que rescatar con subsidio 3 años después«, denunciaron.

Compartinos: