El Senado realizaba una sesión especial que tenía en el temario del día el tratamiento de un proyecto que busca regular los traspaso de mando en los cambios de gobiernos, sin embargo, la oposición se levantó dejando sin quórum al momento que debía comenzar el debate. Antes, se había sancionado por unanimidad el proyecto de Economía del Conocimiento.

Senadores del bloque Justicialista y del Frente para la Victoria se levantaron justo en el momento en que debía comenzar el tratamiento del proyecto que busca regular los traspaso de mando. A pesar de haber conseguido dictamen de comisión hace poco tiempo, en el recinto quedó en evidencia la falta de consenso para una posible sanción.

En tanto que, un rato antes y por unanimidad de los 49 senadores presentes, la Cámara alta convirtió en ley el Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento. En la votación en particular el senador por Chubut, Mario País (PJ), votó en contra del artículo 2 que define las actividades promovidas y faculta al PEN a «ampliar los rubros y/o actividades». Los senadores del Frente por la Victoria se pronunciaron en contra de los artículos 5 y 18, que hablan sobre la figura del «autodesarrollo» y del «aporte para el financiamiento».

El Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento establece reducciones e incentivos fiscales para empresas de software y de otras ramas de la industria como la electrónica, informática, producción audiovisual, industria satelital y biotecnología, nanoteconología y nanociencia, ingeniería para la industria nuclear, entre otras.

La iniciativa, aprobada en la Cámara de Diputados el 24 de abril, propone la creación del Registro Nacional de Beneficiarios del Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento. La vigencia del régimen de promoción tendrá vigencia entre el 1 de enero de 2020 hasta el 31 de diciembre de 2029. Entre los puntos principales del proyecto, contempla en su Capítulo II un tratamiento fiscal para los beneficiarios. En ese punto se define que los inscriptos en el Registro tendrán «estabilidad fiscal». Esto significa que «los beneficiarios no podrán ver incrementada su carga tributaria total nacional determinada al momento de su solicitud de adhesión al Registro Nacional de Beneficiarios del Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento».

El senador por la Provincia de Buenos Aires, Esteban Bullrich (PRO), miembro informante del proyecto, destacó que el objetivo central de la iniciativa está en «crear empleos y este es un inicio que es importante que pueda ser acompañado por todas fuerzas políticas para seguir con una política activa mirando al siglo XXI».

Bullrich subrayó que «el consenso que alcanzamos hoy con esta iniciativa, debe ser un ejemplo para mirar al futuro y seguir construyendo políticas activas que nos hagan salir de la pobreza y que avancemos hacia una Argentina con dignidad e inclusión».

Miguel Pichetto (Río Negro – PJ), al resaltar la importancia de este Régimen, dijo que «estamos comprometidos con la generación de empresas y el trabajo y los argentinos tienen que generar desarrollo, empresas, ciencia y tecnología e informática».

El senador por Río Negro, Miguel Angel Pichetto (PJ), destacó al cierre del debate que se estaba analizando «una buena ley». Luego de reivindicar la cultura del trabajo y la formación de nuevos empleos, reafirmando su compromiso con el proyecto diciendo que «esta es una muy buena ley, no nos peguemos un tiro en el pie y votémoslo y démosle a esta ley, fortaleza».

Pichetto concluyó su exposición sosteniendo que «hay que producir y trabajar en la Argentina y poner en marcha nuestras energías creadoras porque esto es de un potencial extraordinario».

El senador por Formosa, Luis Naidenoff (UCR) destacó el debate que generó la nueva ley y subrayó que la iniciativa «no solamente tiene que ver con los beneficios impositivos y previsionales sino con el modelo de desarrollo que pretendemos para la Argentina». En ese punto señaló que «hay que poner inteligencia y audacia para poder llevar adelante estas políticas de Estado».

En su cierre, Naidenoff afirmó que «muy pocas industrias tienen una mirada tan federal como las industrias de las nuevas tecnologías. Hay 17 polos productivos en la Argentina, todo fue fruto del ingenio de ese emprendedor que con ese ingenio generó trabajo».

Compartinos: