La oposición llegó a un acuerdo sobre la ley de alquileres

Durante el plenario de las comisiones de Legislación General y Presupuesto y Hacienda de Diputados, en el marco del debate por la Ley de Alquileres en la Cámara de Diputados, la oposición llegó a un acuerdo y podría avanzar con su reforma en una sesión especial la semana que viene.

En la reunión de las comisiones de Legislación General y Presupuesto, que encabezan Cecilia Moreau Carlos Heller, la oposición logró un dictamen de consenso para un proyecto de modificación de la ley vigente.

El proyecto acordado por la oposición incluye a los bloques de Juntos por el Cambio, Interbloque Federal y Juntos Somos Río Negro, entre otros.

Los puntos que se tratan en la iniciativa:

1) El contrato de alquiler, si carece de plazo expreso mayor, será por un plazo mínimo legal de dos años (el plazo actual es de tres años)

2) El precio del alquiler debe fijarse como valor único y por períodos mensuales, sobre el cual podrán realizarse ajustes con la periodicidad que acuerden las partes, entre tres y 12 meses.

3) Para los ajustes, las partes deberán convenir el mecanismo de actualización del precio del alquiler al inicio del contrato. Podrán optar entre el Índice de Precios al Consumidor (IPC), el Índice de Precios Mayoristas (IPM) o el Índice de Salarios (IS) elaborados por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) o una combinación de dichos índices.

4) Los contratos de locación de inmueble deben ser declarados por el locador ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

5) Incorpora incentivos fiscales para los propietarios. En el caso de los monotributistas, la actividad de locación de inmuebles, mediante contratos registrados, se considerará como una sola unidad de explotación independientemente de la cantidad de propiedades afectadas. En el caso de Bienes Personales, quedarán exentos los inmuebles destinados a alquiler para casa-habitación. Y habrá exenciones para el Impuesto a los débitos y créditos bancarios en caja de ahorro o cuentas corrientes bancarias utilizadas en forma exclusiva para las operaciones a la actividad de locación de inmuebles con destino casa-habitación.