La Bicameral de Seguimiento de los Programas de Participación Púbica Privada (PPP) presidida por el justicialista Diego Bossio se reunirá el jueves después de muchos meses para analizar las obras presentadas por el ministro Guillermo Dietrich en dicho cuerpo a las que llamó como «el proceso más exitoso de América Latina».

El Congreso sancionó la participación de los privados en la obra pública en 2016 tomando esquemas ya presentes en otros países. En resumen, la lógica consiste en conseguir inversores para una obra púbica y garantizarle ganancias futuras.

Con el estallido económico del 2018 la aplicación del esquema sancionado fue “casi imposible” que llegaran inversores para obras de escala. Los aportes registrados se limitaron a tareas de mantenimiento.

El ministro Dietrich había anunciado en la comisión el avance de 6 obras viales de calibre a las que denominó como “las más grandes de América Latina”. Ninguna pudo comenzar de manera sustancial y solo se hicieron tareas menores de mantenimiento.

La oposición al mando del cuerpo intentará activar el cuerpo bicameral para que los legisladores se animen a reclamar un cambio de condiciones para buscar financiamiento que al menos permita a los obreros comenzar a desplegar algunos kilómetros de asfalto.

Bossio, ahora aliado a Sergio Massa en la campaña electoral, activó una comisión Bicameral con poco desarrollo en medio de un parlamento dormido y a punto de entrar en receso. Entre asesores circuló un texto donde presentaran un pedido de informes al ministro de Transporte para saber cómo piensan reactivar estas obras.

Con el costo de financiamiento exterior alto por el riesgo país, el gobierno está lejos de poder dar respuesta. La oposición aprovechará para movilizar una comisión que le dé un marco institucional a un reclamo en medio de los crecientes enfrentamientos de campaña.

Compartinos: