En la Legislatura porteña, los diputados de la oposición Sergio Abrevaya (GEN), María Rosa Muiños, Silvia Gottero y Claudio Heredia (Bloque Peronista) firmaron un despacho alternativo a la prórroga de la concesión de la Red de Subterráneos a Metrovías. El mismo propone que la empresa AUSA, sociedad anónima propiedad del Estado y de SBASE, se haga cargo a la brevedad de la concesión, ya que puede gestionar como una empresa privada (aunque el verdadero propietario sea el Estado).

Los fundamentos de esta contrapropuesta se basan en las demoras continuas, extensiones de contratos (prórrogas de 2013, 2015 y 2017) que favorecen a Metrovías y la negligencia en el llamado a licitación del Poder Ejecutivo (que puede beneficiar, incluso, a empresas internacionales), con la idea de que no existe alternativa para administrar la operación de la Red de Subterráneos.

Además, los legisladores sostienen que, ante la confesión de hechos ilícitos del titular de Metrovías S.A., la Ciudad debe reasumir la Operación del Servicio de Subterráneos porque el llamado de licitación en curso se ve amenazado por impugnaciones y observaciones por parte de los grupos oferentes.

En el mismo sentido, aseguran que SBASE -Sociedad del Estado, titular y propietaria de la Red de Subterráneos y el Premetro- contiene recursos humanos de capacidad técnica y de planificación de los servicios de transporte, y que Autopistas Urbanas S.A. opera las vías de accesos e interconexión, realiza obras por pedido del Poder Ejecutivo y exhibe cumplimiento de tiempos, plazos y características de las obras. Por ello, la unión de estas empresas, la experiencia técnica de la administración de la red de subterráneos y la eficiente gestión de obras públicas, permitirían retomar el control estatal del servicio de subtes, exhibir una mejor administración y operación del servicio, ponderar y estimular el interés público y las necesidades de los usuarios.

Al respecto, el Diputado Abrevaya expresó: “La Ciudad ha dotado de infraestructura en obras y coches al subte, por eso no tiene sentido continuar subsidiando las ganancias de una empresa que gestiona mal hace más de 20 años”.

Por su parte, Muiños sostuvo que “AUSA es una empresa propiedad del Estado que ha demostrado tener la capacidad suficiente para operar sobre el tránsito y el mantenimiento de las autopistas de manera totalmente eficiente” e insistió con que “Esto pone en crisis la idea generalizada de que aquello administrado por el sector público siempre funciona mal y que entonces debe quedar en manos del sector privado”. “En los últimos años AUSA ha ampliado sus funciones sin disminuir su eficacia y creemos que está en condiciones de asumir la gestión del Subte, por lo cual no sería necesario prorrogar la licitación a Metrovías”, concluyó la legisladora peronista.

Compartinos: