Apenas trascendió la información de que el Poder Ejecutivo ya tendría tomada la decisión de enviar al Congreso un proyecto para bajar la edad de imputabilidad a los 15 años, dirigentes de la oposición más dura al macrismo salieron a enfatizar su repudio a la medida.

“Si bajás la edad de imputabilidad, lo que estás haciendo es perder autoridad moral para hablar de la adolescencia después, que es el período más difícil de todos”, afirmó el diputado nacional Felipe Solá.

Al igual que Solá, el jefe del bloque del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, Pablo Kosiner del PJ Federal, Graciela Camaño, del Frente Renovador, Daniel Arroyo de RedxArgentina y, Daniel Scioli, fueron algunos de los que salieron a criticar la iniciativa oficial.

La legisladora nacional Nilda Garré dijo: “Estamos ante una bolsonorización del discurso”. Al tiempo que señaló: “Sólo el 3,8% de los delitos graves son cometidos por menores. La baja de la edad de imputabilidad es sólo una propuesta marketinera”.

El legislador porteño del Partido Obrero Gabriel Solano también salió contra la iniciativa del Poder Ejecutivo, que según dijo, busca “reforzar la represión” como respuesta a la “crisis” económica. “Después del nuevo protocolo para el uso de armas de fuego y la compra de pistolas Taser, ahora el gobierno vuelve con la baja de la edad de imputabilidad. Los gobiernos en crisis refuerzan la represión”, aseguró.

El jefe de la bancada de diputados del Movimiento Evita, Leonardo Grosso, calificó a Patricia Bullrich, a quien sindica como principal artífice del proyecto, como “bruta, fascista e ignorante”.

 

Compartinos: