La oposición volvió a presentar el proyecto Ficha Limpia ahora con sanciones más severas

Ahora como oposición, los diputados nacionales de Juntos por el Cambio volvieron a presentar hoy 31/01 el proyecto de ley de “Ficha Limpia” que busca impedir que puedan ser candidatos aquellos dirigentes que se encuentren condenados en segunda instancia por actos de corrupción.

Se trata de una iniciativa que con dictamen de comisión emitido perdió estado parlamentario en noviembre pasado por su falta de tratamiento en el recinto.

  • El nuevo texto adiciona al proyecto los delitos vinculados al lavado de activos y financiamiento del terrorismo a las causales de inhabilitación de candidaturas a cargos electivos o partidarios para aquellas personas que tengan condena penal confirmada en segunda instancia.

El proyecto fue presentado por los diputados Gustavo Menna, Álvaro de Lamadrid, Roxana Reyes, Alejandro Cacace, Federico Zamarbide, Claudia Najul, Lorena Matzen, Gabriela Burgose e Ignacio Torres, entre otros.

Menna recordó que el proyecto surgió el año pasado de una “iniciativa auspiciada por un grupo de ciudadanos en una plataforma web y que reunió hasta el momento casi 350 mil firmas de adhesión».

«El proyecto fue acompañado con una movilización en agosto, cuando se obtuvo el dictamen y en la sesión especial convocada para el 21 de noviembre, no pudo alcanzarse el quórum reglamentario para tratar y aprobar la ley», remarcó Menna.

Ese día, el entonces bloque oficialista, junto a Consenso Federal y Argentina Federal pudo reunir 101 diputados de los 129 necesarios para habilitar la discusión en la sesión especial, por lo cual el entonces presidente de la Cámara, Emilio Monzó, decidió levantarla.

Que habían propuesto con ficha limpia:

La iniciativa preveía la incorporación de un nuevo inciso al artículo 33 de la ley orgánica de los partidos políticos, y alcanzará a quienes tengan condena en segunda instancia por los delitos de cohecho, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas, exacciones ilegales, enriquecimiento ilícito de funcionarios y empleados, encubrimiento, fraude en perjuicio de la administración pública y delitos contra la seguridad de la Nación.

También indicaba que la prohibición «se extenderá desde que exista sentencia condenatoria confirmada en segunda instancia del proceso hasta su eventual revocación posterior o bien hasta el cumplimiento de la pena correspondiente».

El año pasado, en total, en Diputados había seis proyectos de «ficha limpia» presentados. En ese año, su principal impulsora fue la legisladora Silvia Lospennato, quien presentó el proyecto en 2017 cuando la Corte Suprema falló a favor de la candidatura a senador de Carlos Menem cuando había sido condenado por contrabando de armas.

En Brasil, una ley similar impulsada por el propio Gobierno del PT impidió que Lula Da Silva pudiera presentarse a competir en las elecciones que consagraron a Jair Bolsonaro.

Deja una respuesta