LA PAMPA – Rauschenberger presentó un proyecto para poner un freno a las estafas telefónicas

En diálogo con INFOPICO RADIO 99.9 el Diputado Provincial del Partido Justicialista, Ariel Rauschenberger, se refirió al proyecto que presentó en el día de ayer ante el Banco Central sobre las reincidentes estafas telefónicas.

En principio, señaló que las estafas telefónicas son una preocupación que ha ido creciendo durante los últimos tiempos donde “mucha gente se ve engañada en su buena fe a través de maniobras fraudulentas le sacan el dinero de la caja de ahorro”.

En cuanto al surgimiento del proyecto, el diputado indicó que fue a partir de una reunion en la que participo junto a un grupo de fiscales del Poder Judicial de la provincia de La Pampa que son los encargados de seguir las causas de estafas. Nos comentaron como era la situación donde la gente era engañada y no tenían ninguna forma recuperar el dinero”.

En tanto, explicó que las víctimas de estafas telefónicas no solo pierden dinero que le roban de su caja de ahorro sino que al mismo tiempo los delincuentes generan un préstamo que puede ir desde los $100 mil a los $450 mil por persona.

“Entendemos que el Banco Central es la autoridad que tiene la potestad suficiente como para incidir sobre todo el sistema financiero y establecer un marco normativo que limite, que prevenga y que controle al consumidor, en este caso la persona que accede al banco o al cajero con su respectiva tarjeta, para protegerlo y evitar los engaños”.

En lo que respecta a las estadísticas de estafas en la provincia de La Pampa, Rauschenberger manifestó que durante el año 2020 hubo 156 estafas telefónicas por un monto total de $16.355.000.

Además, el diputado explicó que “este tipo de maniobra se diferencia de la estafa propiamente dicha donde sacan el dinero de la caja de ahorro en el orden de los $6 millones. En este caso los $10 millones restantes son por préstamos“.

No solamente te sacaron el dinero sino que te dejaron endeudado. Por eso lo que planteamos en el proyecto es más allá de medidas de seguridad es que exista un mecanismo que prevenga a la persona, un mecanismo de alerta de que está siendo estafada“.

Por lo que precisó que el proyecto apunta a que se realicen los monitoreos correspondientes, “que se determinen zonas de riesgo, ya que hay determinados lugares desde donde se opera. Que existan normas específicas para limitar la responsabilidad del usuario que ha resultado víctima de una operación fraudulenta”.

En ese sentido fue consultado acerca de cuáles son las alternativas que se piensan ante esta problemática, como por ejemplo lo expuesto por el Fiscal General Armando Agüero, quien en su momento había propuesto la colocación de inhibidores de celulares dentro de los cajeros.

Por lo que sostuvo que, si bien la colocación de inhibidores es una buena alternativa, se espera que las decisiones sean tomadas por el Banco Central, “que es el que tiene el conocimiento suficiente para determinar cuál es la mejor medida”.

Y aseguró que la medida que se tome deberá ser obligatoria para todos los bancos que intervienen en el sistema financiero, ya sean operaciones con tarjeta de débito como de crédito o tarjetas de pago, así como cualquier operación que se lleve adelante por canales electrónicos de pago.

“Fundamentalmente para prevenir o mitigar las consecuencias dañosas que la maniobra fraudulenta de la estafa telefónica genera ya que es algo que con la pandemia prolifera. Lo que queremos es darle garantías al usuario del sistema, que a través de la tecnología se produzcan mecanismos que protejan al usuario”.

Sobre el final, destacó que existe toda una red que se está manejando, “en muchos casos desde el mismo sistema carcelario, la mayor base de operaciones está en la provincia de Córdoba. Apuntamos a que el sistema financiero prevenga con medidas de seguridad específicas”, concluyó

Deja una respuesta