La Secretaria Legal y Técnica de la Presidencia explicó en detalle las medidas del DNU

Tras el anuncio del presidente Alberto Fernández, la secretaria Legal y Técnica de la Presidencia Vilma Ibarra repasó este miércoles todas las restricciones que entrarán en vigencia para contener la segunda ola de coronavirus en la Argentina. “Hemos sido lo suficientemente cuidadosos para pasar a un esquema de medidas focalizadas, precisas y temporarias para mitigar los contagios y avanzar en el proceso de vacunación”, indicó.

“Como dijo el Presidente, la segunda ola llegó”, remarcó Ibarra y explicó que, por caso, «no están restringidos» los vuelos de argentinos al exterior.

Sin embargo, la funcionaria advirtió que «el que se va sabe que se puede demorar mucho su reingreso» e indicó que «a la Argentina solo pueden ingresar argentinos o extranjeros residentes en la Argentina».

“No hemos innovado al respecto. El Gobierno ya dijo que tiene las fronteras cerradas, la gente que sale al exterior sabe las dificultades que va a haber para regresar. No porque no se quiera que regresen, lejos de eso, pero que se sepa que nosotros tenemos que garantizar un regreso seguro que implique evitar que ingresen nuevas cepas”, expresó Ibarra.

En esa misma línea, la funcionaria sostuvo que los argentinos que ingresan en este momento al país lo hacen de forma segura: “Recibimos viajeros del exterior en lugares seguros, donde podamos hacer el PCR, cuidar los aislamientos y eso no se puede hacer masivamente, motivo por el cual hemos disminuido muchísimo las frecuencias de vuelos para regresar y saben quienes viajen que pueden tener demoras importantes para volver a la Argentina. El que sale, sale sabiendo esta situación”, resaltó.

Además, Vilma Ibarra explicó que «del exterior vienen cepas nuevas que generan preocupación, de mucho contagio. Estamos en un momento muy difícil con esta segunda ola, o ya tercera ola en otros lugares».

El presidente Alberto Fernández informó que en las zonas de mayor riesgo epidemiológico no se podrá circular entre la medianoche y las 6, se suspenderán las actividades sociales en domicilios particulares y habrá cierre de bares y restaurantes a partir de las 23 horas.

En este sentido, Ibarra, explicó que las visitas de personas a domicilios particulares no estarán permitidas ya que a diferencia de las actividades en espacios públicos donde existen protocolos cuyo cumplimiento se puede exigir, en el ámbito privado el Estado «no ingresa» ni puede controlar, y por ende hay un mayor «relajamiento».

«Es una medida muy necesaria para prevenir los contagios en los lugares donde hay mayor relajamiento de las medidas de cuidado», sostuvo.

Y aclaró que «uno puede encontrarse en lugares (públicos) con protocolos».

«El domicilio es un lugar del ámbito privado que no tiene protocolos y donde el Estado no ingresa. No está el de la mesa que mira o el dueño del local que exige el cumplimiento de las normas», diferenció.

Ibarra pidió a la sociedad que haga «un esfuerzo por tres semanas» y señaló que «hay mucho asintomático con posibilidad de contagio» que en un domicilio particular podría generar un riesgo.

Consultada sobre por qué la actividad de los gimnasios estará autorizada y no así los encuentros sociales en domicilios privados, indicó que en los primeros «hay gente que hace cumplir los protocolos y se puede controlar además con la autoridad publica».

«En los ámbitos privados no hay nadie que pueda controlar», repitió, y dijo por ejemplo que es más difícil cuidar que se cumplan los dos metros de distanciamiento.

«Hemos privilegiado la posibilidad de cuidar la salud de los argentinos», concluyó.

Negociación con Pfizer

Sobre el plan de vacunación, Ibarra afirmó que “siguen abiertas las puertas” para la negociación con la empresa Pfizer: “No pudimos llegar a un acuerdo y para nosotros fue un tema; no hubiese querido que fuera así, pero dejamos las puertas abiertas para seguir negociando en el futuro”, dijo a A24.

Según explicó la secretaria Legal y Técnica, desde ese laboratorio “han requerido cláusulas que no podían incorporar porque la ley no los autorizaba”. Debido a las cláusulas de confidencialidad, Ibarra no quiso dar detalles al respecto.

“Hemos buscado caminos alternativos para comprar (a Pfizer), pero hay que decir que hay mucha demora en las entregas. Vamos a retomar el diálogo las veces que sea necesario; es importante contar con esa y otras vacunas”, concluyó».

Deja una respuesta