La diputada nacional de la UCR por la provincia de Río Negro, Lorena Matzen, presentó el pasado próximo 29 de abril un proyecto de ley que pretende “reducir el costo político” estableciendo nuevos parámetros impositivos para funcionarios de altos cargos y jerarquías que desarrollen tareas dentro del Estado.

En el texto se explica que quienes tengan mayores ingresos deberán realizar mayores aportes para reducir el impacto de la contratación de nuevos empleados y funcionarios dentro del aparato estatal, de modo que la carga no recaiga sobre la ciudadanía sino que sea amortizada por la propia estructura. En este esquema, los altos cargos deberán pagar un 21% de impuestos mientras que el Estado deberá aportar un 6% como empleador.

Entre los argumentos que esgrime el proyecto, se indica que nuestro país es de los que cuentan con mayor carga impositiva de todo el mundo y que esto se debe, en gran medida, a los altos costos que tiene el Estado Nacional para su funcionamiento, siendo el empleo una de las mayores causas de esos costos.

En principio, el proyecto apunta a los funcionarios del poder ejecutivo nacional y a diputados y senadores del poder legislativo nacional, pero aspira a ser aplicable al poder judicial, a los gobiernos provinciales, CABA y municipios.

Compartinos: