El gobierno porteño busca vender doce terrenos de la ciudad para afrontar el pago de deuda pública que las propias gestiones del gobierno nacional y de la Ciudad generaron. El proyecto de ley impulsado por el oficialismo fue presentado a fines de marzo en la Legislatura y lleva las firmas del jefe de gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, el jefe de Gabinete, Felipe Miguel, y el ministro de Economía y Finanzas, Martín Mura. Desde el inicio de la gestión del PRO en la ciudad, se perdieron más de 400 hectáreas de tierras públicas que pasaron a manos privadas.

De los terrenos que pretende vender el proyecto impulsado por el oficialismo, la mayoría está ubicada en Retiro: tres que forman parte del polígono denominado “Barrio Padre Carlos Mugica”, más conocido como Villa 31, y otros seis que están en los alrededores del barrio como el terreno donde hoy funciona un importante supermercado, sobre la avenida Antártida Argentina.

A eso se le suma el 35 por ciento del Mercado de Hacienda, en Mataderos, que desde fin de año se mudará a Cañuelas, en la provincia de Buenos Aires. El proyecto detalla que “el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires mantendrá el dominio de la superficie destinada para uso y utilidad pública de acuerdo a lo que establezca la Ley de Desarrollo e Integración Urbana del Predio Mercado de Hacienda”, que equivale al 65 por ciento de ese terreno. Vale recordar que para este predio, que tiene un total de 34 hectáreas, hay una ley específica que ya fue aprobada en primera lectura por la Legislatura porteña y que cuenta con el apoyo de distintos sectores políticos.

El objetivo del proyecto es “revitalizar ese barrio histórico” a partir de la instalación de un parque temático que incluirá “espacios verdes públicos para los vecinos”, que ocupará más del 20 por ciento del predio, y desarrollos inmobiliarios “donde se permitirán edificaciones que van desde los 12 a 22 metros” y habrá categorías comercial, sanidad, residencial, turístico o servicios.

La iniciativa del oficialismo pide autorización a los legisladores para la “enajenación por parte del Poder Ejecutivo” de doce lotes en distintos puntos de la Ciudad de Buenos Aires, que ya cuentan con un trámite previo en la Legislatura.

“El problema es que la ciudad recibe estos terrenos por parte de Nación con el compromiso de venderlos para pagar deuda pública. ¿Y qué es lo grave ahí? Por una parte, que se están poniendo a la venta en forma indiscriminada terrenos del barrio Carlos Mugica. Y digo de forma indiscriminada porque los proyectos que mandaron el año pasado y que volvieron a mandar este año están autorizando al gobierno a vender los terrenos de la Villa 31, exceptuando a aquellos que formen parte del plan de urbanización, pero no se establece cuál es el porcentaje que se puede vender o qué sector de esos terrenos va a ser destinado a la urbanización. Y si el gobierno logra obtener la autorización más general para vender esas tierras, todo hace presumir que van a utilizar todas las estrategias posibles para que las familias se terminen yendo del barrio”, manifestó Baldiviezo al ser consultado al respecto.

Compartinos: