El acuerdo, surgido de una propuesta de la empresa Correo Argentino, aceptada por el Estado, que implicaría una quita de deuda de unos 70 mil millones de pesos a 2033, por ende, un beneficio para el padre del presidente, despertó diversos repudios de diferentes sectores.

Desde el Frente Renovador, la diputada Graciela Camaño aseguró que «tiene el mismo impacto que los bolsones de José López o los vídeos de La Rosadita», y sentenció: «Parecería que los Macri llegaron al poder para resolver los problemas de los Macri».

Del mismo partido, el diputado Felipe Solá aseveró que “el Estado le está regalando a la empresa de Macri. La fiscal de investigaciones (Gabriela Boquín) dice que esto es una barbaridad, que afecta el Estado nacional y que beneficia a la familia del presidente», y agregó que el presidente «tiene que entender que una cosa es el gobierno del PRO y otra cosa es el gobierno de la familia”.

camaño-y-sola-

Por el lado del kirchnerismo, el exministro de Trabajo Carlos Tomada señaló que «está en el ADN de la familia Macri servirse del Estado», y sostuvo que el mandatario «vino a transferir recursos a los sectores más favorecidos de la sociedad, lo del Correo es lo mismo pero a un nivel grotesco». Deseó que «ojalá sirva para que algunos asuman lo que hay detrás de ‘la revolución de la alegría'», y cerró: «Es una falta de respeto a quienes no tienen trabajo, a los jubilados que sufren recortes de servicios, a quienes les aumentan la luz, el agua y el gas».

La diputada nacional de Proyecto Sur Alcira Argumedo señaló que «es grave cuando desde el Estado se abren posibilidades de negocios particulares», y recordó que «esto del Correo ya viene de los años 90 con la privatización y tiene las mismas características: favorecer sistemáticamente al Grupo Macri».

Por el lado de la Corriente Nacional de la Militancia, el legislador porteño Gabriel Fuks sostuvo que se trata de «una vergüenza absoluta. Queda muy claro que después del intento de incluir a los familiares en el blanqueo hay una actitud sistemática del gobierno para beneficiar a este tipo de grupos. No hay casualidad entre una cosa y otra”.

 

Compartinos: