Leopoldo Moreau arremetió contra la Corte Suprema y pidió que renuncien

El diputado nacional del Frente de Todos, Leopoldo Moreau, disparó contra la Corte Suprema luego de que se diera en el máximo tribunal los recambios de sus autoridades y resultara como nuevo presidente de la Corte, el magistrado Horacio Rosatti.

Fue a través de un comunicado en el que Leopoldo Moreau pidió que se «someta a juicio» a los magistrados de la Corte Suprema.

«Es hora que los miembros de la Corte presenten su renuncia para iniciar una etapa de transparencia o se los someta a juicio político. Y si no, se aumente el número de miembros para, al menos, oxigenar uno de los Poderes del Estado que se ha transformado en una oscura máquina de impunidad y de impedir», opinó Moreau en un comunicado que difundió.

«La elección del presidente de la Corte Suprema debería ser el último acto de una tragedia. Se bajo el telón», añadió.

A su vez, el diputado nacional cercano a Cristina Fernández de Kirchner les dedicó críticas a cada uno de los magistrados del máximo tribunal, y en ese sentido describió:

«Tenemos de presidente y vice a dos jueces que aceptaron ingresar por decreto a la Corte. A otra magistrada que sigue en el cargo a pesar de no contar con la edad que exige la Constitución. Otro cortesano que se hacía fotografiar con [el juez y exministro de Justicia brasileño, Sergio] Moro y [Claudio] Bonadio y fabricó un grupete de jueces federales para maniobrar políticamente. Esa es la ‘cabeza’ del Poder Judicial».

«Para abajo, le siguen los visitantes de Olivos: [Gustavo] Hornos, [Mariano] Borinsky, [Mariano] Llorens. El juez de los fallos a medida, como es el caso de [Julián] Ercolini y, no podían faltar, los fiscales de Boca: [Eduardo] Taiano, [Carlos] Stornelli y [Raúl] Plee. Todos ellos solo están para hacer justicia en favor de los poderes fácticos. Entre otros, el grupo Clarín que, además, tiene bastante colonizado el fuero comercial. ¿Quién puede seguir creyendo que con este Poder Judicial hay República? Ni República, ni Estado de Derecho, ni garantías para nadie», subrayó Moreau en su comunicado.

En ese sentido, el legislador Leopoldo Moreau no fue el único del Gobierno que se mostró incómodo con la nueva distribución de poder dentro de la Corte.

Por ejemplo, el nuevo ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, también se expresó al respecto.

«La Corte, con estos gestos, lo que hace es autoesmerilarse de una manera innecesaria. Es imperioso que se le empiece a encontrar la vuelta. Mi posición personal, que no es la del ministro [por Martín Soria, titular de la cartera de Justicia] ni la del Gobierno, es que habría que empezar con una ampliación», sostuvo Fernández en declaraciones a la radio AM 750.

«La primera composición era de nueve, se transformó en una Corte de cinco. El impacto de uno solo de esos ministros hace que esté en juego el 20% de la totalidad de la composición y eso es algo que no tendría que ser tan contundente», completó.