La comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Diputados recibió finalmente la visita del titular del Sistema de Medios Públicos, Hernán Lombardi, para que brindara explicaciones por los 357 despidos en la agencia estatal de noticias Télam.

A la reunión asistió también el presidente de la empresa, Rodolfo Pousá, que leyó una carta en la que dio los motivos de los despidos en la agencia de noticias. Luego de esto, Lombardi destacó que “los despidos en Télam no son un fenómeno descontextualizado, ni un arbitrio caprichoso. Son la consecuencia lamentable de un problema estructural de larga data”.

“Durante estos dos años y medio Télam ha cumplido con todas sus obligaciones laborales e invirtió en capacitación y tecnología. Sin embargo, sufrió 61 medidas de fuerza”, dijo el titular del sistema de medios.

“Lamentablemente Télam pasó de ser una usina de periodismo a un espacio de militancia partidaria. Es obligación de las autoridades de Télam proteger el interés de todos los argentinos haciendo a la empresa sustentable y viable. Las decisiones actuales son consecuencia de la irresponsabilidad mayúscula con la que la agencia se administró anteriormente”, sentenció Lombardi.

“No son una situación aislada, ni responden a un escenario coyuntural; por el contrario son el resultado de un análisis profundo y exhaustivo que el directorio viene realizando desde hace dos años y medios”, sostuvo Lombardi.

En este sentido, el titular de los medios públicos dijo que se analizó caso por caso y recordó que “la situación financiera de la empresa es delicada”. “Entre 2003 y 2015 la agencia cuasi duplicó su plantilla de empleados y la mayoría de los ingresos no contaba con la formación adecuada, ni la experiencia necesaria”, consignó Lombardi.

“Télam tenía casi mil empleados y solamente el 4% de sus ingresos provienen de sus clientes. En ese contexto resultan inadmisibles el nivel de ausentismo, la cantidad de francos injustificados, los cobros de adicionales y la bajísima productividad, comparada con cualquier agencia internacional”, agregó.

Añadió que la agencia “pasó de ser una usina de periodismo a un espacio de militancia partidaria”. “Es obligación de las autoridades de Télam producir un reordenamiento profesional, que no sólo protege a todos los argentinos, sino que permite viabilidad y sustentabilidad a la empresa en los años por venir”, concluyó.

El primero en preguntar fue el diputado Leopoldo Moreau, que en primer turno leyó la primera gacetilla que publicó la agencia en el mandato del presidente Mauricio Macri. “Balcarce, la perra de Macri recorrió la Casa Rosada”, comentó con ironía el diputado del Frente para la Victoria y calificó como “una persecución ideológica y gremial” la sitaución de los despidos.

“Es evidente que esto va a llegar a la Relatoría de Libertad de Expresión de la ONU y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Hay que agradecerles la sinceridad, pero están cometiendo una grave irresponsabilidad”, dijo Moreau.

“Esta reunión tiene un sólo objeto: que los funcionarios tomen conciencia y no le hagan cargar al Estado una condena internacional por violar la libertad de expresión, que reincorporen a los trabajadores y abran una mesa de diálogo”, añadió el titular de Libertad de Expresión.

Por su parte, el diputado Eduardo Amadeo (PRO) consignó, mostrando folletería de la gestión anterior, que “Télam era una agencia de propaganda; uno no debería utilizar fondos públicos para propagandas groseras”.

El presidente de la Comisión de Comunicaciones e Informática, Juan Brügge (Córdoba Federal), consultó acerca de los criterios que se tomaron para despedir y quiso saber si existió instancia previa a los despidos. “Estamos hablando de personas que tienen una gran experiencia, su profesionalidad puede ser adecuada a los nuevos tiempos”, explicó.

A su turno, Facundo Moyano criticó la decisión de Lombardi y le preguntó si “¿van a justificar todo lo que hacen ustedes, que están gestionando hace dos años y medio, con lo que hicieron antes?” y utilizando un termino adoptado por Marcos Peña en la propia Cámara de Diputados pidió que “se hagan cargo” de las medidas que toman.

La reunión se extendió hasta pasadas las 9 de la noche, Lombardi cumplió con su compromiso, una semana más tarde que la original visita programada.

 

Compartinos: