López Murphy y Carlos Heller se cruzaron por la situación económica del país

Los diputados Ricardo López Murphy y Carlos Heller protagonizaron un intenso debate en el programa televisivo ‘A dos voces’ sobre algunas de los temas más calientes de la actualidad en la Argentina, entre ellas la inflación, el dólar, las tarifas, la deuda y la pobreza.

López Murphy aseguró que “siempre la inflación es un problema del Gobierno. Acá el gran problema es el déficit fiscal que mantiene el Gobierno y la cantidad de dinero que emitimos. La inflación es un tremendo castigo a los sectores más vulnerables de la sociedad. Algo muy negativo de este Gobierno es su decisión de utilizar a la inflación como el principal mecanismo de recaudación y de ajuste”.

Por su parte, Heller, titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara Baja, dijo que “la inflación no es por la emisión monetaria, y en este sentido el Fondo Monetario acaba de decir que la suba de precios en la Argentina es un fenómeno multicausal. Y dentro de estas causas yo distingo a dos: las expectativas del mercado y la puja distributiva, que está protagonizada por sectores empresarios concentrados”.

Al referirse a “las grandes firmas que monopolizan el 70% de la producción”, Heller fue consultado sobre las expresiones del Presidente que dijo que hay diablos que aumentan los precios. El diputado del Frente de Todos dijo que esas “son cosas que el Presidente puede utilizar para explicar determinadas situaciones”.

Sobre este punto, López Murphy respondió que “las expectativas en realidad se forman a partir de una descomposición del Gobierno, de una incapacidad de poner bajo control tanto la emisión como la situación fiscal”.

Sobre las expresiones de Alberto Fernández, manifestó: “Todas estas explicaciones esotéricas, tipo Rasputín, de que el diablo está metido, hablan de un extravío muy grande, de una enajenación, una alienación de los problemas que tenemos. En ningún otro país uno ve que el Presidente aluda a fenómenos diabólicos. Es para terapia”.

Ambos también discreparon respecto a lo que López Murphy denominó el “plan platita”. Para Heller fue “haberle dado un poco más de plata a la gente”, mientras que para López Murphy fue “emitir descontroladamente, para afectar el proceso electoral”, a lo cual calificó como “deplorable”.

Heller no se quedó callado y le retrucó: “Yo no voy a entrar en el juego de las chicanas que propone López Murphy, pero si quiere le puedo leer las cosas que propuso cuando duró 15 días como ministro para resolver los problemas que tenía el país y tuvo que salir corriendo porque se armó un lío bárbaro y casi explota la Argentina”.

También le pidió “respeto” al diputado de Juntos por el Cambio. “Soy parte del oficialismo y no voy a aceptar que se utilicen expresiones descalificantes”, remarcó.