Los candidatos «outsiders»: Cuando vemos sólo la punta del Iceberg por Juan José Postararo

Este sábado se terminaron de cerrar las Listas definitivas de cara a las PASO 2021. Con algunos nombres que se terminaron de confirmar y otros “sorpresas”, lo cierto es que (exceptuando al oficialismo) existe una marcada tendencia a mostrar que los candidatos son “outsiders” y en muchos casos, candidatas femeninas.

A la hora de escuchar los relatos de los precandidatos, todos tienden a encolumnarse con la idea de tener, en sus espacios, “gente que viene por fuera” de la política, como intentando focalizar el disgusto que siente una parte de la sociedad con el relato netamente político y que casi nunca se termina de confirmar en los hechos.

Así entonces, por ejemplo, la UCR intenta “reinventarse” con Facundo Manes secundado por la vicerrectora de la Universidad Nacional del Noroeste, Danya Tavella. Con la reivindicación de la “educación” como bandera principal.

Camino similar escogió Randazzo, quien lleva como 2da a Carolina Castro, politóloga egresada de la Universidad de Buenos Aires.

«Su trayectoria como docente en un tema central como el educativo, y Gustavo Pulti, la visión desarrollista y de los problemas más directos que tienen los municipios, por nombrar sólo tres experiencias”, manifestó hace poco el exministro del Interior y Transporte.

Circunstancias semejantes ocurre en Juntos por el Cambio, con la incorporación Sabrina Ajmechet, apuntalada por Patricia Bullrich para ser diputada nacional por la ciudad de Buenos Aires.

Será para de los precandidatos que encabezará la Lista de María Eugenia Vidal. Ajmechet es politóloga, doctora en Historia, vicepresidenta del Club Político Argentino y muy activa en redes sociales.

La presidenta del Pro sostuvo que “Necesitamos ciudadanos capaces de revertir tanta decadencia. Por eso impulso la candidatura a diputada nacional de Sabrina Ajmechet, una joven académica con experiencia y una mirada transformadora para reconstruir esperanza y porvenir”.

La lista que encabeza López Murphy no escapa a la tendencia: En ese espacio se encuentra Sandra Pitta, doctora en Biotecnología e investigadora del Conicet, que se hizo conocida en redes sociales por sus duras críticas al kirchnerismo.

Claro está que este devenir de los “outsider” no es algo nuevo. En Argentina tenemos un trío asiduamente nombrado: Daniel Scioli, a partir del éxito deportivo en la motonáutica, “Palito” Ortega, cantante y actor muy famoso, dotado de un enorme carisma popular, y (el recientemente fallecido) Senador Carlos Reutemann, a partir de la admiración por ser un gran piloto de Fórmula 1.

Los nombres no se detienen: Mauricio Macri (que llegó nada más ni nada menos que a la Presidencia), Nacha Guevara, De Narváez Luis Brandoni, Nito Artaza, Amalia Granata, Miguel del Sel, Carolina Píparo o Héctor Baldassi, son algunos de los muchos ejemplos.

Pero lo cierto es que si uno examina con más cuidado, podemos decir que la aparición de los “outsider” fluctúa como especie de Iceberg: vemos sólo la punta.

Basta sumergirnos un poco en las aguas y enseguida notamos que la “vieja política” sigue ahí, intacta, inmortal diríamos.  Porque Manes llega con Monzó y Stolbizer en sus terceras líneas.  Randazzo con Gustavo Pulti (ex intendente de General Pueyrredón durante 2007-2015) y acaso López Murphy estará con el extitular de la cartera de Salud Adolfo Rubinstein, además del exfuncionario radical Darío Lopérfido.

“Para ir al Congreso hay que saber leer, escribir y redactar un artículo de una ley” dijo hace poco, mitad  chicaneando a la UCR y mitad sincerando el pensar político, Elisa Carrió y su frase no esta tan distante de la realidad.

Es que parte del poder mediático ha ayudado a conjeturar la falsa premisa que la política se basa en enumerar frases. “Debemos de dejar tener pobres”, “hay que meter presos a los que roban”, “los jubilados deben ganar más”, son algunos de los slogan que se repiten, como si acaso eso solo bastara para luego llevarlas a cargo.

No está lejos de la memoria las marquetineras frases de Mauricio Macri que luego, en la práctica, se convirtieron (lógicmanete) en promesas incumplidas. ¿Seguirá creyendo que la inflación demuestra la incapacidad para gobernar? ¿Habrá entendido que llegar a pobreza cero sonaba las lindo en el discurso?. Es que muchas veces uno olvida que las Leyes existen, que acaso la raíz de los problemas de la Argentina radican en otros lugares, que es productos de otros varios factores.

Es fácil decir “no podemos tener pobres en un país que produce tantos alimentos”, lo complejo es trasladar ese pensar en actos, en políticas públicas, que puedan ejecutarte y lograr una solución concreta.

Lo cierto es que más allá del “maquillaje” de los partidos políticos con los “outsider”, el gestionar implica un proceso un poco más complejo. La militancia es necesaria, el caminar las calles del territorio que se quiere representar, y no únicamente un par de meses durante la campaña, sino desde siempre es fundamental. Estar allí donde a veces el Estado no llega, tenido en el anonimato, es menester. Porque el verdadero político, aquel que le hace bien al país, ese que permite que los cambios de verdad lleguen, gestiona sin necesidad de una banca. No hace falta ser Diputado para ayudar al otro.  En todo caso, el ocupar una banca en el algunas de las Cámaras, debería ser una meta involuntaria que llega por la decantación del trabajo silencioso, apasionado y constante.

Quizás sería momento éste, de dejar de mirar las “figuras” que encabezan la “Punta del Iceberg” y bucear un poco más allá de los primeros nombres. Leer la “letra chica” que proponen las Listas para saber si realmente estamos votando el “cambio” que queremos. Si es que ese bloque de hielo, tal vez, no está compuesto de lo mismo que venimos renegando.

Porque en definitiva el “outsider” queda lindo para la foto, pero cambiar el país es, claramente, otra cuestión mucho más enmarañada.

 

Para NCN por Juan Jose Postararo