El jefe del interbloque Cambiemos en la Cámara de Diputados, Mario Negri, y el jefe de Gabinete, Marcos Peña, se tomaron una foto luego de la derrota en las elecciones de Córdoba. La victoria aplastante de Juan Schiaretti en la provincia dejó varios cuestionamientos internos en Cambiemos. Incluso, muchos apuntaron a Marcos Peña por la derrota y por no haber logrado que la coalición presentara una sola lista, en vez de mostrar dos representantes.

_____________________________

Mientras la dura derrota del radicalismo en Córdoba sigue pesando y generando ruido dentro de Cambiemos, el Jefe de Gabinete Marcos Peña utilizó sus redes sociales para mostrarse con “su amigo” Mario Negri, en medio de los planteos de la líder de la Coalición Cívica Elisa Carrió.

La caída de Negri frente al peronista Juan Schiaretti en Córdoba, abrió una nueva interna dentro de Cambiemos. Primero, casi en coro, el propio candidato, el senador Federico Pinedo y la Ministra Patricia Bullrich, salieron a desligarse y afirmaron que no era el candidato de Cambiemos ni del Gobierno, a pesar de que enviaron a varias de sus principales figuras a respaldar al boina blanca, como es el caso del jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, dos figuras del oficialismo que aún gozan de buena imagen.


Así, desde el gobierno intentaban sacarse de encima una nueva derrota, tras ir viendo como fueron cayendo soldados frente al peronismo y los oficialismos en las provincias. Sucedió en Córdoba, pero también en Neuquén, La Pampa, Río Negro y Entre Ríos.

La que saltó contra sus pares fue la diputada Elisa Carrió, quien rápidamente les pasó facturas. En principio apuntó contra Rogelio Frigerio. “Hubiera preferido que algún ministro del Interior acompañara más a los referentes de Cambiemos, y lo digo como fundadora de Cambiemos”, dijo primero y después ya tono más fuerte lanzó: “Qué terrible es que en las derrotas se borren todos. Me dan asco, la vida es lucha».

También en el Congreso “Lilita” se siguió despachando con los suyos y se cruzó fuerte con el diputado Nicolás Massot, titular de la bancada del PRO, que apoyó otra lista en Córdoba. “Sabía que eras pícaro, pero no tan hijo de puta”, le lanzó Carrió cuando el legislador pasó al lado suyo “¿Cómo me dijiste”, respondió él. “Hijo de puta. Te robaste una lista, eso no se hace”, lo enfrentó Carrió.

Ahora es Marcos Peña quien se mete en la interna publicando una foto con “su amigo” Mario Negri, que, a pesar de no ser el candidato de Cambiemos para algunos, la foto estuvo acompañada por el hashtag #DefensoresDelCambio, consigna que levantó el oficialismo para ganar apoyo ciudadano en las redes en medio de un difícil momento entre la caída de la imagen del presidente y sus soldados, y el contexto económico y social que atraviesa el país.

Compartinos: