Luego de un mes y medio de inactividad, el Senado sesionará con la mirada puesta en la economía

Luego de una inactividad de casi dos meses y tras los cambios en la cartera de Economía, el Senado de la Nación vuelve a sesionar este martes 10/8, con una agenda puesta en la situación económica de la Argentina.

De ésta manera la Cámara que preside Cristina Fernández pondrá en debate el Consenso fiscal, que faculta a los gobernadores a subir impuestos, iniciativa que es mirada con recelo por la oposición que no estaría unida a la hora de votar.

Por otro lado, quedará sancionada la prórroga del blanqueo de capitales para la construcción, uno de los proyectos «pedido» por el propio Sergio Massa.

El Frente de Todos sigue sin conseguir los votos necesarios para poder avanzar con la reforma de la Corte Suprema para ampliar el máximo tribunal del país a 25 miembros. Según indicaron fuentes parlamentarias, el problema continúan siendo las objeciones del oficialista Adolfo Rodríguez Saá.

De los 37 senadores necesarios para aprobarlo, el oficialismo tiene 35 propios y el apoyo de dos aliados. Con lo cual cualquier ausencia o la falta de acompañamiento de un legislador supondría el fracaso de la iniciativa.

El jueves pasado, tras ocho meses sin tratamiento, la comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado le dio dictamen al proyecto que les permite a las provincias aumentar el gasto público por encima de la inflación e incrementar impuestos (inmobiliario, ingresos brutos, sellos, automotor, y gravar la herencia).

Vale recordar que el pasado 27 de diciembre del 2021, Alberto Fernández firmó con 23 provincias del país el Consenso Fiscal. El único distrito que no firmó fue la Ciudad de Buenos Aires, que gobierna Horacio Rodríguez Larreta (PRO), quitando a La Pampa y San Luis que, como no habían adherido al pacto fiscal durante la administración Mauricio Macri, no necesitaban actualizar los parámetros del acuerdo.

Es decir, también fue suscripto por las tres provincias gestionadas por los gobiernos radicales de Gerardo Morales (Jujuy), Gustavo Valdés (Corrientes) y Rodolfo Suárez (Mendoza). El problema es que Juntos por el Cambio tomó el compromiso público de no votar subas de impuestos en el Congreso. Y el nuevo pacto fiscal, aunque no obliga a elevar impuestos, lo permite.

“Va a haber libertad de acción, probablemente la mayoría vote en contra”, indicaban en el interbloque de Juntos por el Cambio en la Cámara Alta, que se reunirá este miércoles por la mañana antes de la sesión. En principio, los senadores que responden a los gobernadores radicales acompañarían.