El senador nacional por Chubut Alfredo Luenzo sostuvo que «con este proyecto de ley, le estamos proponiendo al Congreso limitar el esquema de tasas privadas del sector bancario, el costo financiero de la financiación y los punitorios de las tarjetas».

«De esta forma, se retoma un debate que iniciamos en el Senado en 2016 con un proyecto integral sobre el tema bancos y tarjetas de mi autoría, al que le dimos media sanción pero en Diputados fue bloqueado por Cambiemos«, agregó.

«Tenemos un compromiso con las familias argentinas«, expresó el chubutense y, en ese sentido, aseguró que la iniciativa busca «terminar con el modelo neoliberal que dejó cambiemos desde diciembre de 2015 cuando se liberaron las tasas bancarias y que nos dejó este agobio financiero que atraviesan tantas familias hoy«.

El senador explicó, luego, que el proyecto que acompaña con su firma propone limitar la tasa máxima que podrán cobrar los bancos en caso de intereses compensatorios, punitorios o resarcitorios por la financiación de saldos que apliquen las entidades bancarias y no bancarias. La propuesta indica, además, que el esquema de financiación de los saldos adeudados «no podrá exceder la tasa de referencia que establezca el Banco Central de la República Argentina» y señala que «es necesario limitar el llamado Costo Financiero Total, que es el verdadero componente financiero que abonan los argentinos«.

Luenzo recordó que «hoy el Banco Central con un gran esfuerzo de parte del gobierno nacional redujo la tasa de referencia, pero al mismo tiempo las tarjetas tienen tasas de refinanciación para los saldos adeudados por los trabajadores que en algunos casos la están triplicando«.

«Esto es lo que se tiene que terminar» – aclaró – ya que «el objetivo de recuperar el mercado interno precisa también de un sistema bancario que está codo a codo con los argentinos«. «Y es desde allí el espíritu de esta iniciativa«, completó.

El senador Luenzo afirmó que «ha quedado claro que el esquema actual a partir de la liberación que llevó adelante el gobierno anterior, agravó los problemas de las familias y llevó a muchas de ellas al borde de la pobreza«.
En ese marco, expresó que «el resultante de aquel modelo es un sistema con bancos que registran ganancias siderales mientras muchos argentinos, que justamente son sus clientes y los que depositan su salario, están en una situación de agobio económico«.

«Es lo que, de hecho, le planteamos a Cambiemos en 2016, cuando propusimos una ley integral atento a que las decisiones equivocadas de aquel Banco Central le habían quitado un criterio de razonabilidad a la tasa, dejándolo librado al dogma del mercado y de la rentabilidad«, agregó.

Por consiguiente, Luenzo consideró que esta nuevo proyecto «puede llevar a un respiro concreto para el bolsillo y darle certezas económicas a los argentinos sobre sus saldos adeudados«.

«Tengamos en cuenta que producto de la crisis y de la caída del poder adquisitivo, muchas familias recurrieron a las tarjetas para acceder a sus gastos básicos y cotidianos como son los alimentos, la vestimenta de sus hijos, los medicamentos y el pago de los servicios apostando a una recuperación salarial que nunca llegó y a la que luego se le sumó un cuadro de tasas de tres dígitos que agravó todo«, recordó.

Por eso, consideró que «estamos convencidos que el proyecto que proponemos en el Senado puede llevarle alivio a muchas familias y devolver certidumbre económica«, resaltó.