El senador nacional por Chubut Alfredo Luenzo sostuvo que el proyecto de Blanqueo Laboral que envió el Poder Ejecutivo “no soluciona de fondo la situación de la precarización laboral”. Esto en el marco del proyecto de ley presentado por el senador oficialista Roberto Basualdo, que busca blanquear el empleo no registrado, impulsar la creación de nuevos puestos y reducir la litigiosidad.

_____________________________

Luego de que el Gobierno volviera a enviar al Congreso el proyecto de blanqueo laboral, el Senador nacional por Chubut Alfredo Luenzo cuestionó el proyecto de ley que lleva como título «Regularizacion del empleo no registrado, lucha contra la evasión en la seguridad social y registración laboral».

Luenzo sostuvo que el proyecto de Blanqueo Laboral que envió el Poder Ejecutivo “no soluciona de fondo la situación de la precarización laboral” e indicó que “lo que realmente necesita la Argentina y en nuestro caso particular la Patagonia es una política económica inclusiva, orientada al esquema productivo del interior del país que genere crecimiento y empleo a lo largo y ancho del territorio”.

Asimismo, Luenzo exhortó a “escuchar la postura de la CGT” y a “estar atentos a lo que tienen para decir sobre este proyecto” dado que “desde la oposición lo que estamos viendo en principio es un articulado que vulnera derechos de los trabajadores”.

El senador sostuvo, además, que “la prioridad es que se incorporen puestos de trabajo al esquema registrado” pero “con el foco puesto en proteger las garantías jurídicas que están consagradas en las leyes actuales a partir de las conquistas logradas por nuestros trabajadores. Eso es innegociable”.

Y agregó: “Si lo que busca el oficialismo es sumar una respuesta a efectos concretos en materia de precarización, el Congreso tendrá que dar un intenso debate y escuchar la visión de los gremios y de la economía popular”.

Por otro lado, Luenzo manifestó que “los trabajadores están pidiendo una respuesta por parte de los funcionarios nacionales sobre la cuestión de fondo a lo que está pasando en nuestra economía” y, en ese sentido, lamentó que “el gobierno nacional se haya autoimpuesto el corset del FMI en lugar de plantear medidas concretas para reactivar a las alicaídas economías regionales”.

“La Argentina está orientada hoy hacia un esquema financiero con alta inflación y ese es el principal problema que está teniendo el sector productivo y cuyos efectos pegan directo sobre el empleo y la situación de los salarios”, sentenció.

Compartinos: