El senador nacional por Chubut Alfredo Luenzo afirmó que “así como se logró la paridad de género en el ámbito de la política” -a partir de la sanción de la ley 27.412 que consagró la igualdad en la representación política- “tenemos que avanzar como sociedad en el cupo femenino en todas las instituciones de la Argentina, como las cooperativas donde las mujeres tienen un rol fundamental”.

De esta forma, el legislador cuestionó la ausencia total de mujeres en los cargos ejecutivos de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL), una de las cinco más grandes de la República Argentina, que esta semana anunció oficialmente la redistribución de funciones en el Consejo de administración tras celebrarse la Asamblea General Ordinaria.

“Me preocupa que una cooperativa, enorme, de las más importantes en términos de tamaño de la República Argentina, con servicios muy importantes para toda la comunidad, no cuente con mujeres entre quienes tienen la responsabilidad de conducirla, que son siempre la fuerza para lograr los objetivos”, expresó al respecto Luenzo durante el debate del plenario de comisiones de Banca de la Mujer y Población y Desarrollo Humano del Senado.

En ese marco, Luenzo recordó que “cuando el Congreso hace dos años votó la ley de paridad de género para la política, entendimos que se trataba del puntapié inicial para, en serio, tener una perspectiva de género”.

No obstante, lamentó “la dinámica de cambio mucho más lenta de las instituciones” en comparación a “la velocidad del cambio que está marcando la sociedad a partir de movimientos culturales que están por fuera de los partidos políticos pero al que muchas entidades intermedias privadas o públicas tampoco llegan a entender y representar cabalmente”.

En ese sentido, llamó a “superar las fronteras culturales” que “imposibilitan que las mujeres tengan las mismas posibilidades que los hombres en todos los ámbitos”.

“Tenemos que comprender el nuevo rol de las mujeres en la sociedad y romper con concepciones patriarcales”, agregó.

Luenzo marcó también que la necesidad de enfrentar la brecha salarial entre varones y mujeres. “Los últimos estudios están marcando que en la Argentina las mujeres ganan un 27% menos y en los cargos jerárquicos no solo tienen menos posibilidades de acceso sino que además ganan un 30% menos, a pesar de que en muchos casos tienen mayores credenciales educativas que los varones”, resaltó.

“Hay que reconocerlo: somos machistas en recuperación, tenemos que hacernos cargo del proceso de aprendizaje, dar esta batalla cultural. Creo que llegó el momento de terminar de aprender para que todos seamos iguales y tengamos las mismas oportunidades”, finalizó.

Compartinos: