En sintonía con las declaraciones de Gerardo Morales, gobernador de Jujuy y Marcos Peña, jefe de gabinete el diputado nacional Luis Petri (UCR – Mendoza) presentó un proyecto que establece un regimen de reciprocidad, compensación y arancel para extranjeros no permanentes que usen los servicios de salud y educación universitaria.

En el escrito acompañan con sus firmas los diputados de Cambiemos Waldo Wolff (PRO – Bs. As.); Eduardo Amadeo (PRO – Bs. As.); Facundo Suárez Lastra (UCR – Bs. As.); Julián Dindart (UCR – Corrientes); David Schlereth (PRO – Neuquén); Gustavo Menna (UCR – Chubut);  José Carlos Núñez (PRO – Sta. Fe); Martín Hernández (UCR – Formosa) y Estela Regidor (UCR – Corrientes)

La iniciativa propone  regular el acceso gratuito a los servicios de educación y salud de los inmigrantes, sobre la base de criterios de reciprocidad.

Según Petri, “el objetivo del proyecto es garantizar el acceso igualitario a todos aquellos extranjeros que elijan residir en la Argentina de manera permanente, que vengan a trabajar, que aporten al crecimiento del país y que quieran proyectar sus sueños aquí y establecer un régimen para aquellos extranjeros no permanentes a fin de afrontar los costos de los servicios”.
En virtud del proyecto, la situación de quienes revistan la calidad de “residentes permanentes” se mantiene inalterable. Pero, cuando se trate de aquellas personas que ingresan al país con carácter temporario, transitorio o precario, se establece el acceso a los servicios de educación universitaria y salud en forma gratuita, en tanto exista reciprocidad, es decir, siempre los argentinos gocen de los mismos derechos en esos países.
En caso de no existir reciprocidad ni compensación entre el país de origen de la persona que goza del servicio y la Argentina, el Estado estará facultado a exigirle a ese país una compensación por los servicios prestados.
Como última instancia sólo en el supuesto en que no exista reciprocidad de trato, ni exista convenio de compensación entre la Argentina y el Estado del cual proviene el residente transitorio, temporal o precario, se faculta al Poder Ejecutivo a establecer “tasas retributivas” o “aranceles” para afrontar el costo de los servicios de salud y educación.

Durante una conferencia de prensa donde se presentó la 2da etapa del Plan Belgrano Morales y Peña fijaron su postura frente a la posibilidad de cobrar un arancel y también reclamaron reciprocidad en los servicios brindados a extranjeros de cualquier país del mundo.

En Jujuy no estamos dispuestos a seguir sosteniendo trasplantes, cirugías de alta complejidad. Hay prestaciones que le vamos a cobrar a los extranjeros. Desde hace años que estamos buscando convenios de reciprocidad” expresó Gerardo Morales.

Marcos Peña avaló los dichos del gobernador de Jujuy y señaló que “No hay muchos otros ejemplos en el mundo de una cuestión de gratuidad para la medicina para los no residentes y por algo no existe, tiene su razonabilidad” Me parece una postura valiente, creo que es muy interesante que este debate llegue al Congreso” y agregó que sería un error muy bajo “querer asociar esta discusión con xenofobia”.

Compartinos: