Macri almorzó con Vidal y Rodríguez Larreta para pulir la estrategia con gremios

Analizaron la situación y acordaron mantener abiertas negociaciones para exponer la intransigencia sindical.

No habrá cambios en la negociación con docentes ni convocatoria amplia a la CGT en próximos días. En un almuerzo con su círculo de «confianza extrema», a los que considera parte de su «herencia» política, el presidente Mauricio Macri reafirmó el camino que decidió para enfrentar a gremios.

En una semana monopolizada por movilizaciones callejeras, el jefe del Estado estuvo durante casi dos horas y media con el jefe de Gabinete, Marcos Peña; gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, donde analizaron la coyuntura, hablaron de la elección que tienen por delante y debatieron problemas que enfrenta cada administración.

Macri almorzó con Vidal y Rodríguez Larreta para pulir la estrategia con los gremios

Macri almorzó con Vidal y Rodríguez Larreta para pulir la estrategia con gremios

«Son encuentros habituales, cotidianos», relataron fuentes oficiales. Los únicos que accedieron al selecto almuerzo, en el comedor presidencial, aunque sólo «un rato», fueron el consultor ecuatoriano Jaime Durán Barba y su socio, Santiago Nieto.

Ahí, en la seguridad que representa para el Presidente ese núcleo de poder, hubo acuerdo en que la estrategia que implementó Vidal para encarar el desafío de gremios docentes es la correcta. «Vidal ofreció lo que puede pagar, no hay nada más. Igualmente, Baradel no quiere arreglar, hace política», fue la conclusión a la que llegaron Macri y Vidal.

Con ese diagnóstico sobre la mesa se decidió continuar con la táctica que aplicaron desde el comienzo. Vidal negociará. Y siempre habrá una convocatoria al diálogo, como la de hoy. Así, esperan Macri, Vidal, Peña y Rodríguez Larreta, la «intransigencia» de sindicalistas quedará expuesta ante la sociedad. Pero no ponen a todos los gremios en la misma bolsa.

«En estos días, en provincia, tuvimos asistencia del 50 por ciento. El paro se siente sobre todo en el conurbano, en el interior no es fuerte», fue otro de los puntos destacados de la charla. El Gobierno apuesta al desgaste de la conducción gremial. Así, sigue adelante el plan de descontar días que no trabajen docentes.

Sí se habló en el almuerzo del enfrentamiento que planteó la central obrera. Con la cúpula sindical debilitada tras episodios de violencia del último martes, el Presidente, junto con Vidal, Peña y Rodríguez Larreta, sabe que será difícil evitar un paro nacional. Pero en el Gobierno dicen que no hay argumentos para una decisión tan extrema.

«Normal sería un paro el año pasado», reconoció uno de los que participaron de la comida en la Casa de Gobierno. Según el funcionario, la economía ya da muestras de recuperación.

La determinación fue clara: continuarán con lo que hacen hasta ahora, no habrá alteraciones en el plan. Habrá reuniones con gremios, pero por sector. Ya fueron convocados para el martes y miércoles cinco sindicatos industriales cuyas actividades tuvieron un impacto negativo en empleos por importaciones. Además, en próximos días será el turno de automotrices y Smata; la administración nacional redactará un acuerdo similar al firmado por Vaca Muerta.

No habrá, al menos en el corto plazo, una reunión de la mesa de diálogo con el triunvirato de la CGT y empresarios. «Por ahora no tiene sentido», deslizó un hombre con acceso diario al despacho presidencial.

Hoy será un día importante para el macrismo: habrá reunión del consejo nacional de Pro, donde participarán principales dirigentes de gobiernos nacional, provincial y ciudad. Se esperan palabras de Vidal, Rodríguez Larreta y Peña. Eso sí: el Presidente no irá: a esa hora estará en Expoagro.

Para que los jóvenes militen

Con la campaña electoral como uno de los principales temas de discusión, el presidente Mauricio Macri recibió ayer en Casa Rosada a referentes de Jóvenes Pro de todo el país.

Sentados en ronda en el Salón de Científicos y encabezados por el titular de la agrupación y subsecretario nacional de Juventud, Pedro Robledo, una treintena de dirigentes escuchó al mandatario, que los alentó a «militar» por barrios y destacó el «rol importante» que asumieron los jóvenes en el último tiempo.

Además de elecciones, dirigentes discutieron la situación del país, horas después de la difusión del nuevo índice de pobreza de la UCA. Participaron también la presidenta de Jóvenes Pro en Buenos Aires y armadora de la mesa de la juventud Cambiemos en ese distrito, Verónica Barbieri, y titulares de delegaciones macristas en cada provincia.