El presidente Mauricio Macri, quien busca la reelección por Juntos por el Cambio, cerró hoy en Córdoba la campaña previa a las PASO del próximo domingo, donde pidió a los cordobeses que lo «acompañen con el voto» para «seguir venciendo la resignación, el cinismo y la desidia para poner el Estado definitivamente al servicio de la gente».

«Queridos cordobeses, este domingo 11 de agosto necesito que nos acompañen con el voto para que sigamos adelante, para que demostremos que juntos somos imparables», arengó Macri en el acto en la Plaza de la Música del barrio Alberdi de la capital cordobesa, acompañado por los precandidatos a diputados nacionales locales.

En un salón colmado de militantes, dirigentes, intendentes, legisladores y funcionarios, el primer mandatario aseveró que en las próximas elecciones «se decide si seguimos respetando al que piensa distinto, se decide si seguimos integrarnos al mundo o volvemos a darles la espalda y a continuar en el estancamiento».

Añadió que también se decide si las cosas que hizo en su gestión avanzan y se transforman en la Argentina del futuro: «Todo eso se define con nuestro voto, por esto es tan importante que todos vayamos a votar el domingo», reiteró.

«Cuanto antes le digamos al mundo que la Argentina que soñamos está en el futuro y no está en el pasado, antes lo vamos a lograr», resaltó.

Arriba de un escenario que tuvo la modalidad de 360°, que caracteriza a las actividades proselitistas de Juntos por el Cambio, Macri contrapuso los «hechos» de su gestión a las «palabras» y «discursos» opositores, a la vez que convocó a «seguir venciendo la resignación, el cinismo y la desidia para poner el Estado definitivamente al servicio de la gente».

«¿Qué vale más en la vida?, ¿los hechos o las palabras, a las que cualquier viento se las puede llevar?», interrogó a los presentes, y remarcó que en lo que va de su gestión se hicieron «muchas cosas en estos tres años y medio, que valen más que millones de discursos y palabras».

Luego de enumerar que es la vigésima primera vez que visita Córdoba en su condición de Presidente, destacó que fue en esta provincia donde «empezó a gestarse esa decisión de cambiar y decir basta», en referencia a su victoria en el balotaje de 2015.

Por ello ponderó a los ciudadanos locales que «pusieron, acompañaron, creyeron y confiaron» en su gobierno.

Esa determinación electoral de los cordobeses, expresó Macri, «fue transformándose en un grito ensordecedor que llenó de esperanza a toda la Argentina».

En otro tramo también dijo que «esta incertidumbre política nos hace daño», por lo que, remarcó, «cuanto antes confirmemos que vamos para adelante, antes lo vamos a lograr».

Entre los discursos que precedieron al mandatario nacional estuvo el del presidente del bloque de diputados nacionales de Cambiemos, quien va por la reelección, el radical Mario Negri, que apuntó: «acá, desde Córdoba le dijimos basta al populismo, a la demagogia y a la corrupción en la Argentina».

«Hoy Mauricio Macri es la vigésima primera vez que viene a la provincia de Córdoba. Ella (Cristina Fernández de Kirchner), la que está en Rosario, vino 4 veces en ocho años, siempre enojada y siempre a discriminar a los cordobeses», aseveró Negri.

También habló el precandidato a diputado y principal referente del Frente Cívico, Luis Juez, quien manifestó que en la gestión del actual gobierno «se cometieron errores» y hay «gente que la está pasando mal, hay gente con hambre. Pero acá nadie roba, acá no hay bandidos y esos son los pequeños pasos para seguir mirando hacia adelante y nunca para atrás», remarcó.

Además estuvieron el ministro de Defensa, Oscar Aguad; la primera dama Juliana Awada; el secretario de Turismo de la Nación, Gustavo Santos y el intendente de la ciudad de Córdoba y presidente del radicalismo provincial, Ramón Mestre.

Compartinos: