Este jueves en Casa Rosada, el oficialismo se reunió con el jefe de gabinete Marcos Peña para delinear la agenda parlamentaria para este año y el tema del aborto fue uno de los puntos a discutir. Distinto a otros años, el gobierno dio lugar a que se pueda debatir este año y dio “libertar de conciencia” a los legisladores.

La discusión por la legalización del aborto podría arribar este año al Congreso de la Nación luego de que vuelva a ser presentado un proyecto transversal ideado por diputadas de distintas bancadas en la Cámara de Diputados. Instalado el debate en la sociedad, y pocos días después de que se produjera una movilización multitudinaria frente al Parlamento, el Gobierno decidió dar vía libre al tratamiento del proyecto.

Se sabe que el presidente Mauricio Macri está en contra de la iniciativa, como lo estaba Cristina Kirchner, quien llegado el caso deberá pronunciarse sobre el proyecto desde su banca en el Senado. Entre los legisladores de Cambiemos hay posiciones divididas y el Ejecutivo ayer dio a entender que les dará libertad de acción para votar según sus convicciones.

Esto no significa que el proyecto tenga hoy las voluntades necesarias para convertirse en ley, aún en legisladores del interior, y sobre todo de las provincias del norte argentino, la iniciativa reúne rechazos. Sin embargo, año a año las firmas se suman en un trabajo fino realizado por la bancada femenina.

Es probable además, que exista una diferencia entre las posiciones mayoritarias en la Cámara de Diputados y en el Senado.

Compartinos: