Mauricio Macri sorprendió al aparecer en una conferencia de prensa para criticar a la Justicia tras la suspensión de la Superfinal entre River y Boca y adelantar el llamado a sesiones extraordinarias en el Congreso para tratar, entre otras cosas, un proyecto que endurece las penas contra los barrabravas.

Macri siguió los incidentes desde la quinta oficial de la localidad bonaerense de Chapadmalal, donde estaba descansando. “Lo que pasó nos abochorna a todos los argentinos”, sentenció. “Cómo puede ser que tras las críticas a la Policía porque detuvo sólo a 23 personas por los desmanes del sábado, en horas, de vuelta esas personas estén libres. No entiendo. No entiendo en nombre de todos los argentinos. No entiendo”, enfatizó el Presidente.

“Para eso estamos enviando… bah, hace dos años y medio que los ministros presentaron una ley de barrabravas que va ayudar a que ningún fiscal, ni juez, se equivoque donde tipifica el tipo de delito. Y, en este campo y en este aspecto, podamos actuar con mayor claridad y contundencia, apoyando a nuestras fuerzas de seguridad cuando actúan, porque si no las apoyamos cuando actúan después no nos quejemos cuando pasan estas cosas”, expresó.

Tras las palabras del jefe de Estado ante la prensa, la ministra Patricia Bullrich explicó que la iniciativa “tipifica como delitos penales y no como contravenciones todas las conductas violentas que se realizan durante un evento deportivo”.

Compartinos: