Macri «rompió el silencio» y generó revuelo en los legisladores nacionales

Luego de haber regresado a la Argentina tras su gira por Suiza en la que cumplió compromisos laborales con su cargo en la FIFA, el expresidente de la nación, Mauricio Macri, decidió romper el silencio con una columna de opinión que publicó el diario La Nación, en el que el líder del PRO hizo una especie de análisis de la gestión del gobierno de Alberto Fernández. La publicación por supuesto generó todo tipo de reacciones, pero en general, los legisladores del Congreso Nacional opinaron públicamente sobre los dichos y la visión de Macri sobre el contexto político y social actual.

Macri apareció y generó revuelo. Sus dichos por supuesto generaron el desprecio de los legisladores del Frente de Todos, y la adhesión de un grupo de los legisladores nacionales de Juntos por el Cambio, aunque hubo otro grupo que aseguró que la columna de opinión que publicó Mauricio Macri generó fuertes internas en el espacio opositor.

Uno de los primeros que salió a respaldarlo fue presidente del interbloque de diputados nacionales de Juntos por el Cambio, Mario Negri, quien elogió las críticas al Gobierno nacional emitidas por el expresidente y aseveró que los conceptos son «compartidos» por los socios de esa coalición.

«Lo que escribe el expresidente es lo que venimos diciendo nosotros desde hace tiempo; pasa que estaba en silencio. Lo que señala no causa ninguna novedad y lo compartimos», aseveró el dirigente radical en declaraciones declaraciones radiales.

Asimismo, Negri sostuvo que «buscaron entrarle a Juntos por el Cambio por todos los laterales a ver si lo podían dividir y no quisieron reconocerle entidad colectiva de coalición, pero no pudieron dividirlo. La responsabilidad nuestra es sostener que la unidad no es una sofisticación nuestra sino una necesidad de equilibrio de poder y administrar las diferencias entre nosotros».

Macri -dijo Negri- «no hace ni bien ni mal» con su reaparición, sino que «tiene el derecho a aparecer, es expresidente, me parece natural que se exprese; son decisiones personales pero no vetó a nadie».

«En la nota de Macri hay tres o cuatro puntos sobre los que el Gobierno se tiene que comer los dedos; son parte de la fortaleza de ese 41%» que votó a JxC, sentenció Negri.

Contrario a los elogios de Mario Negri, quien salió a disparar contra el expresidente fue la diputada nacional Fernanda Vallejos, que luego de la opinión del expresidente consideró:

«Mauricio Macri rompió la vida de millones de compatriotas a los que sus políticas dejaron sin trabajo, el tejido productivo y el esfuerzo de una década de desendeudamiento», dijo.

Y siguió: «Responsabilidad creo que nunca tuvo. Al menos, no para con la Argentina, pero compromisos, sin dudas sí, con sus negocios y los de sus socios, a los que favoreció valiéndose del Estado, a costa del país, al que dejó con 40% de pobreza mientras promovía la fuga de USD 103.000 millones», enfatizó la diputada Vallejos.

«Usted rompió mucho más que el silencio. Rompió la vida de millones de compatriotas a los que sus políticas dejaron sin trabajo, rompió el tejido productivo, con las 25.000 empresas que se extinguieron durante su gobierno, rompió el esfuerzo de una década de desendeudamiento», reiteró.

Vallejos decidió responderle a Macri en un comunicado, en el que le remarcó además: «su habilidad para el cinismo y la mentira, y, dentro de ello, ese ejercicio de proyección permanente, de acusar a sus opositores de las prácticas más oscuras que su gobierno, como cada vez sale más a la luz, fue capaz de ejecutar».

«Mantuvo clausurado de facto el Congreso… fue jefe de un gobierno que violó sistemáticamente la Ley de Ética Pública, colocando al frente de las áreas más sensibles del Estado a los representantes del poder económico a los que se debía controlar», disparó Vallejos.

También salió a hablar sobre el silencio que rompió Macri fue el diputado nacional y presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, que negó el supuesto «malestar interno» que se generó en la coalición por la aparición del expresidente.

«Hemos dicho varios de nosotros lo mismo que dice allí», señaló Cornejo en una entrevista radial.

«Alguien del equipo de Macri me la hizo llegar anoche y yo lo leí. Y no verifico malestar interno», dijo el diputado mendocino.

«Estamos viviendo momentos muy duros institucionalmente y no hace falta que lo diga necesariamente alguien de nosotros, no lo diga Macri, hemos dicho varios de nosotros lo mismo que dice allí», sostuvo.

Además, ante la consulta de si Macri «lo representa» como líder, Cornejo afirmó que hoy lo representa «la conducción colegiada» de JXC, en la que mencionó a Macri entre otros integrantes.

Otro que salió al cruce fue el diputado nacional y titular del Partido Justicialista nacional, José Luis Gioja:

«El expresidente arranca diciendo ‘la responsabilidad que me cabe’, y hay que decirlo claramente: él es responsable de la debacle política, económica, social, institucional, financiera, sanitaria, vial, de política exterior y educativa, del país, previa a la pandemia», aseveró Gioja, y añadió: «La verdad, para decir eso que dijo, Macri podría haber mantenido el silencio, nadie lo iba a notar».

Al mismo tiempo, alegó: «Con sorpresa leemos que Macri apela a la defensa de la Constitución; justo él se para en ese lugar, que lo primero que hizo cuando llegó a la Casa de Gobierno fue nombrar por decreto a dos Jueces para la Corte Suprema de Justicia».

«Hay que hacer un gran esfuerzo para llegar al final de esa carta de Macri, llena de frases hechas y lugares comunes, sin autocríticas por una gestión desastrosa, no parece escrita por un líder político que fue Presidente», sentenció.

Del mismo modo, también opinó al respecto el diputado nacional de Consenso Federal Alejandro «Topo» Rodríguez, quien advirtió que el expresidente Mauricio Macri «volvió de vacaciones para profundizar la grieta y encarar por el atajo de la confrontación», porque «ahí es donde se siente a gusto para hacer política».

«Exigirle calidad institucional al actual Gobierno es imprescindible; en eso no se puede ser flojo y se lo estamos exigiendo», disparó.

Y siguió: «Cuando la Argentina necesita líderes inspiradores de diálogo y consenso, el expresidente encara directo por el atajo de la confrontación».

«No hay que dejarse arrastrar por los que sólo buscan ahondar la grieta política. Sería un grueso error», sentenció.

Por último, otro de los que opinó al respecto fue el diputado nacional del Frente de Todos Leopoldo Moreau, quien sostuvo que el expresidente «despliega todo su desparpajo y cinismo apoyado en la creencia de estar frente a una sociedad desmemoriada».

«Macri es una voz del pasado que no volverá», dijo Moreau, quien criticó al expresidente porque «sostiene que el Frente de Todos, para poder gobernar sin límites, violenta la ley fundamental de la Nación que es la encargada de garantizar los derechos básicos y libertades».

«Resulta tragicómico que el ex Presidente, que instrumentó y condujo el sistema de espionaje ilegal más grande de la historia democrática de la Argentina, que vulneró como nadie los derechos y garantías de los ciudadanos, quiera asumir el papel de defensor del Estado de Derecho», sentenció.