Manes recalentó la interna en la oposición y los halcones salieron al cruce

“El kirchnerismo y el PRO están en los extremos y no pueden construir una mayoría social”. Con estas palabras, el diputado nacional del radicalismo, Facundo Manes, agitó la interna en la coalición opositora Juntos por el Cambio; sus dichos generaron furia en sus compañeros, quienes no dudaron en salir a disparar contra el neurocientífico.

Sucede que Facundo Manes ha mostrado en reiteradas ocasiones su deseo por ser el candidato presidencial de JxC, y en el afán de mostrarse como una de las opciones fuertes del radicalismo, intentó despegarse del macrismo y de los K haciendo una odiosa comparación. “El kirchnerismo y el PRO están en los extremos y no pueden construir una mayoría social”, sostuvo Manes en declaraciones radiales, al ser consultado por un posible candidato y ganador para las elecciones presidenciales del año próximo. Asimismo, aseguró: “El radicalismo se ha puesto de pie”.

Como era de esperarse, sus declaraciones no cayeron bien en las filas de la oposición, y de inmediato hubo legisladores nacionales que salieron a cruzarlo.

El primero fue el diputado nacional del PRO, Fernando Iglesias, que calificó los dichos de Manes como “inaceptables”.

En ese sentido, Iglesias disparó sin filtro: “El único extremo es el del oficialismo peronista intentando abolir la Constitución y seguir en el poder dividiendo a la oposición con la ayuda de tus declaraciones”.

Más tarde, Iglesias cuestionó que vuelva a considerarse en el PRO la idea de tener un ala peronista como pilar de la construcción política de Juntos por el Cambio.

“Vuelve a hablarse de una ‘pata peronista’. ¿Chacho Álvarez, en qué anda? Estará disponible?”, ironizó el diputado del PRO, al recordar la fallida experiencia de la Alianza que conformaron la UCR con el Frepaso, este último partido político conducido por el ex vicepresidente Álvarez, quien pertenecía a una corriente progresista del peronismo.

De todos modos, no solo Iglesias fue quien salió a cruzar a Facundo Manes, sino que también hizo lo propio el diputado nacional Alberto Asseff.

“Tengo una diferencia contigo: no hay que sumar una ‘pata peronista’ porque se corren serios y experimentados riesgos que sean como el caballo de Troya y desde adentro impidan desmontar las mafias”, consideró.

“Hay que sumar ciudadanía peronista directamente con una propuesta de cambio mirando adelante. La media joven de la Argentina no quiere más peronismo – ni siquiera del ‘bueno’. Lo que se quiere es volver a creer en que hay futuro y eso aún está en duda. Y lo que es peor, cada día es más incierto”, completó.

Viejos roces

Cabe recordar que este no es el primer cruce que protagonizan los representantes de JxC. Durante 2021, Iglesias amenazó públicamente a Manes por haber pedido que Mauricio Macri se presentara a declarar en la causa que lo investiga por el espionaje ilegal a familiares de víctimas del ARA San Juan.

“Qué macanudo ese muchacho”, lanzó de forma irónica el legislador opositor desde su cuenta de Twitter a las pocas horas de que se conociera la posición pública del radical sobre la negativa del expresidente ante la citación a indagatoria.

Para Iglesias no era el momento porque había que “ganar las elecciones”, y le tiró una sentencia al por entonces candidato del PRO a la Cámara baja en representación de la Provincia de Buenos Aires: “Pero que se quede tranquilo. No lo vamos a olvidar”, dijo, en tono amenazante.

El día anterior a la amenaza, Manes había sido consultado sobre la decisión de Macri de no presentarse a indagatoria, y respondió que “no me parece bien, me parece que se debería presentar como cualquiera de nosotros”.

Asimismo, no es la primera vez que Manes se manifiesta públicamente en desacuerdo con los planteos o decisiones de la coalición que integra. Recientemente, tras el atentado contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, desde la alianza opositora lanzaron un pedido de juicio político para destituir a Alberto Fernández. Esto generó una discusión interna y el neurocientífico no solo se negó a firmar el petitorio sino que además lo consideró una irresponsabilidad.

Manes planteó que, de mínima, tendría que haber sido discutido en reuniones que no existieron en la bancada opositora, y que se hizo para la tapa de los diarios. Del otro lado, le arrojaron con todo lo que tenían a mano.