El jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, ratificó que el gobierno nacional no vetará la ley de interrupción voluntaria del embarazo si finalmente es sancionada en el Senado el 8 de agosto “dar un debate republicano implica respetar ese acuerdo y por supuesto no vetar la ley”, aseguró el ministro en diálogo con los periodistas acreditados en Casa Rosada luego de la reunión de ministros de los martes.

En cuanto a la relación con la Iglesia, a horas de los diferentes pronunciamientos contrarios al aborto por parte de máximas autoridades ecleciásticas, Marcos Peña declaró “es una muy buena relación, institucional, como lo es con los demás cultos. Hemos sido siempre respetuosos de su palabra, de las cuestiones que cada uno aporta. No encontramos que haya una razón de fricción por habilitar el debate, algo que está en el centro de la vida republicana de nuestro país”, dijo el jefe de gabinete.

 

Compartinos: