Con el Congreso Nacional prácticamente paralizado por todo el revuelo electoral, el jefe de Gabinete Marcos Peña prefirió no asistir personalmente al recinto y decidió enviar las más de 1.000 respuestas a las preguntas de los diputados. El martes 3 de septiembre, el funcionario nacional envió las respuestas a los legisladores en el informe número 122 escrito, modalidad que adoptó desde el mes de marzo. Durante el 2019, Peña solo asistió 2 veces al Congreso Nacional.

En medio de todo la crisis política que atraviesa Juntos por el Cambio a raíz del revuelo económico que se desencadenó el resultado de las elecciones PASO del 11 de agosto, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, ha decidido responderle por escrito a los diputados del Congreso Nacional.

Este martes 3 de septiembre, el funcionario nacional envió las respuestas a los legisladores en el informe número 122 escrito, modalidad que adoptó desde el mes de marzo.

En lo que va de 2019, Peña se presentó solamente dos veces en el Congreso: la primera fue el 27 de marzo de 2019 ante el Senado, y la segunda, el 10 de abril ante la Cámara de Diputados, lo que pone de manifiesto el alcance de la inactividad legislativa que hubo durante todo el año electoral.

1.077 respuestas fueron las que Marcos Peña presentó en su informe, en el que describe detalles sobre temas de economía, política económica, salud, educación, justicia y políticas en materia social.

Entre las preguntas, Peña fue consultado por el bloque del Frente para la Victoria-PJ respecto de la razón de la pérdida de reservas internacionales del Banco Central, y señalaron que “las reservas internacionales son esencialmente para moderar la volatilidad en el tipo de cambio y garantizar la estabilidad del sistema financiero”. En esa línea, respondió que “no se usarán las reservas internacionales para contener cotizaciones de activos financieros alejadas de sus fundamentos económicos”.

Sobre las medidas que están dispuestos a tomar desde el Gobierno para lograr una reprogramación de los pagos al FMI, Peña respondió que la estrategia sobre el financiamiento de los vencimientos de deuda de cada año “se comunica en el programa financiero que elabora la Secretaría de Finanzas y se decide según las condiciones imperantes en los mercados financieros locales e internacionales”.

Por su parte, Consenso Federal, entre otras preguntas, pidió “exponer con precisión y detalle, los programas, inversiones y medidas económicas del sector público nacional, que significaran un crecimiento del PBI en el año 2020”. En ese sentido, Marcos Peña respondió que se busca construir una plataforma con “cuentas públicas ordenadas, equilibrio fiscal primario, un balance externo financiable, un tipo de cambio competitivo, tarifas de servicios públicos ya corregidas, obras que han incrementado la productividad de nuestros productos para acceder al mundo y transparencia en la gestión pública”.

En términos de salario real y el consumo, desde Jefatura ampliaron que “estabilizar el tipo de cambio es lo mejor que podemos hacer por las familias de menores ingresos y de ingresos medios, que son las que menos posibilidades tienen de preservar sus ahorros frente a la volatilidad y ven erosionado su poder adquisitivo por la inflación asociada a los saltos cambiarios”, por lo que consideraron que “permitir en este contexto una mayor volatilidad o tendencia alcista de la paridad cambiaria solamente agregaría incertidumbre y presiones inflacionarias a una inflación que venía en una tendencia francamente descendente», en relación a los últimos meses, pero que advierten «seguramente ahora tendrá algún escalón adicional tras la devaluación de la semana pasada”.

En comparación con 2016, primer año de gestión de Juntos por el Cambio, Peña asistió cuatro veces en total, dos a cada cámara. En 2017, en tanto, presenció cuatro informes presenciales por Cámara, con un total de ocho asistencias.

El año pasado, Marcos Peña asistió a Diputados en cuatro oportunidades, y dos al Senado. En 2019, solo concurrió una vez a cada Cámara.

Compartinos: