María Rachid denuncia a narcos

«Narcos hacen ocupar los comedores de las organizaciones sociales para poder seguir operando en el lugar», disparó la legisladora.

Lo mismo sucedió hace unos meses en la Villa 31: a la madrugada, un grupo de hombres y mujeres con chicos ocupó un galpón donde funciona un comedor. Ahora fue en Chacarita: en la llamada villa Fraga. Hubo rumores de que era narcos. Vecinos y militantes de la CCC se enfrentaron con la policía. A la noche, la toma fue desactivada.

Rachid esbozó un análisis sobre el tema a NCN: «cuando hay un comedor manejado por organizaciones sociales o políticas, la venta de drogas en el barrio se ve perjudicada por muchos motivos. Entonces organizan estas tomas, utilizando a la gente que legítimamente necesita una vivienda. No digo que los que tomaron eran narcos, digo que están detrás de ellos, aprovechándose de legítimas necesidades, organizando muchas de estas tomas».

El hecho había comenzado entre la noche del martes y las primeras horas de ayer en la llamada villa Fraga, a metros de las vías del Ferrocarril Urquiza, con la llegada de la gente al comedor, donde había alimentos y utensilios que fueron sustraídos por los usurpadores.

Al lugar concurrió personal de la Guardia de Infantería de la Policía Federal y de la comisaría de la zona. A media tarde, cuando los efectivos policiales, entre los que había mujeres, intentaron avanzar, fueron interceptados por militantes políticos de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y algunos habitantes del barrio.

Enseguida empezaron los enfrentamientos, y mientras los manifestantes arrojaban palos y piedras a los policías, éstos replicaron arrojando gases y asestando bastonazos. Como consecuencia de los incidentes, cinco policías debieron ser llevados con politraumatismos al Hospital Churruca, mientras en la población civil se habría registrado una cantidad similar de lesionados, entre los que habría chicos que también debieron ser asistidos.

Deja una respuesta