Martín Lousteau volvió a criticar a la UCR: «El radicalismo debe salir de la comodidad»

El senador nacional Martín Lousteau (UCR) afirmó este martes que se necesita «un Juntos para el Cambio más grande y más potente», para lo cual «debe cambiar el radicalismo, que tiene que tener vocación de gestionar y salir de la comodidad».

Posse se candidatea para la presidencia del radicalismo provincial, acompañado por Lousteau.

El senador nacional criticó la vacunación de personas supuestamente irregular así como el discurso del presidente Alberto Fernández en la Asamblea Legislativa, y dijo que el mandatario «hace un año se propuso cerrar la grieta y ahora le habla a una facción».

Afirmó que «para enfrentar esto necesitamos un Juntos para el Cambio más grande y más potente y para eso debe cambiar el radicalismo, que tiene que tener vocación de gestionar y salir de la comodidad», se informó en un comunicado.

Duro contra Mario Negri

Esta semana el Senador fue irónico y punzante en sus declaraciones: “Yo no puedo entender cómo alguien que es presidente del interbloque, ya va por el sexto año y lleva veintipico de años (en Diputados), y un ex intendente presidente del partido no se animen a competir” sostuvo en referencia, sucesivamente, a Negri y a Mestre.

Fue en el marco de  un acto de lanzamiento de la Juventud Radical Evolución, el sector que lidera en la UCR. Estuvo acompañado de Rodrigo De Loredo pelea en Tribunales Federales su postulación a presidente del Comité Central de la UCR, luego de que la Junta Electoral (con mayoría mestrenegrista) bajara la lista de Sumar y la de Juan Gait, de Córdoba con Todos, proclamando la de Convergencia, con Marcos Carasso a la cabeza.

“No lo puedo creer, sinceramente. ¿Cuál es el miedo a competir? Si me ganan son mejores; mejor para el partido, mejor para la sociedad”, sentenció en el evento realizado en la Facultad de Odontología de la Universidad de Buenos Aires.

El Discurso de Alberto

En referencia a lo explayado por el Presidente ante la Asamblea Legislativa, Lousteau, consideró que se trató de un “discurso de un presidente más chico. El primero, tanto el de asunción como el de la inauguración de sesiones del año pasado, le intentó hablar a más gente. A mí no me gustó que le adjudicara todos los problemas de la Argentina, que hace rato venimos conversando que muchos son estructurales, al gobierno anterior. Porque me parece que es un mal diagnóstico. Arrancar diciendo que todo lo que nos pasa es culpa del otro es un error conceptual”.

En este sentido remarcó algunas contradicciones emanadas por Fernández,cómo cuando se refirió al Vacunatorio Vip puesto que desde su mirada “dice que nadie se salva solo y no hay que ser mezquinos y no dice casi nada sobre el tema de que alguien se apropió de vacunas que le corresponden a otros”. Por otro lado mencionó la denuncia al Gobierno de Mauricio Macri, ya que entiende que “el presidente que dice ‘tenemos que construir todos juntos, los 

convoco’ y que no había que judicializar la política y lo primero que hizo fue decir que iba a haber una denuncia, una querella penal por el crédito del Fondo Monetario”. Y por último cuestionó el impulso a una reforma judicial: “Hablan de reconstituir instituciones y confianza y dijo que el poder judicial está al margen de la República, y casi que estova a que un fiscal tuviera prisión preventiva. Yo veo eso y es llamativo”.

Por otra parte, Lousteau, analizó que Fernández “Habló en un tono claramente agrietado (…) Fue un discurso para la facción de un partido”, analizó el legislador. Y sentenció: “Al Presidente le costó leerlo, esa era la sensación que daba. No parecía de su puño y letra, ni que era un discurso al que está acostumbrado”.

Deja una respuesta