Más deuda para la Ciudad

La Legislatura porteña aprobó este martes un proyecto de ley que contempla un endeudamiento para la compra de nuevas formaciones para la línea A de subtes.

Así, el Jefe de Gobierno, Mauricio Macri, fue autorizado a contraer un préstamo financiero por hasta U$S 190.000.000 con el fin de adquirir a China 105 coches nuevos destinados a la Línea A del transporte subterráneo de pasajeros. La decisión fue adoptada este martes por el Cuerpo parlamentario de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires reunido en Sesión Especial por 36 votos positivos, uno negativo y 19 abstenciones.

En sesión especial, la Legislatura porteña aprobó este martes una inicativa del Ejecutivo porteño que contempla un endeudamiento por 190 millones de dólares para destinarlos a la adquisición de 105 coches para dotar a la línea A de la red de subtes.

El proyecto de ley fue aprobado con 36 votos positivos, 1 negativo y 16 abstenciones del Interbloque del Frente para la Victoria: Gabriela Alegre, Alejandro Amor, Juan Cabandié, Dante Gullo, Delia Bisutti, Gabriela Cerrutí, Edgardo Form, Aníbal Ibarra, Maria José Lubertino, María Elena Naddeo, Claudia Neira, Francisco Nenna, Claudio Palmeyro, María Rachid y Mateo Romeo. También el Interbloque UNEN, que votó dividido. Pablo Bergel, Adrián Camps y Julio Raffo, formaron parte de las abstenciones.

Durante el tratamiento en general, el Diputado Pablo Bergel fundamentó la abstención del bloque Proyecto Sur diciendo que «la destrucción de la industria ferroviaria nos pone ante una situación de dependencia respecto a los proveedores internacionales siendo que tiempo atrás Argentina fue una nación líder en fabricación, diseño y patentes». Tras lamentarse de no «seguir el ejemplo de Brasil, que propicia que cada coche venga con su respectiva transferencia de tecnología, de manera que si hay que comprar también se reactive la industria local», apuntó que «ésta compra que hace la Ciudad de Buenos Aires nos deja en igualdad de condiciones ante el problema».

En similar sentido expusieron sus abstenciones otros bloques opositores. Rafael Gentili destacó «la necesidad de una planificación conjunta con la Nación» y la importancia de «incentivar la fabricación nacional de material rodante para trenes, subtes y tranvías» a la vez que explicitó su «desacuerdo con el endeudamiento pues la Ciudad pagará 320 millones de pesos anuales con un presupuesto previsto para el año venidero de 50 mil millones de pesos». Rubén Campos (UCR) sugirió que «el Poder Ejecutivo tendría que tomar con mayor seriedad la planificación a futuro mediante convenios con otras jurisdicciones para ir preparando la industria que necesitamos y no se avance con el endeudamiento». Por su parte, Fernando Sánchez (CC) afirmó: «queremos que la red de subterráneos avance pero creemos en la austeridad administrativa: gastar menos e invertir bien, endeudarse poco y lo necesario». Tras una alusión a gobiernos anteriores el Diputado Aníbal Ibarra (FPP) defendió su gestión al frente del Ejecutivo porteño sosteniendo que «no emití un solo bono de endeudamiento ni externo ni interno por un solo dólar» y aclaró que «el único endeudamiento que asumimos fue por el arroyo Maldonado pero mediante un crédito blando, no por bonos».

Deja una respuesta