Masivo rechazo de la oposición al proyecto que propone la creación de un «Tribunal Intermedio» de Justicia

La propuesta del oficialismo para crear una especie de “tribunal intermedio” previo a la Corte Suprema que, entre otros temas, se encargaría de analizar recursos procesales en causas de corrupción fue vehementemente rechazada por sectores de la oposición, que cuestionan los argumentos que pretender legitimar esta nueva instancia y aseguran que se trata de una maniobra del Gobierno para “quitarle protagonismo” al máximo tribunal.

En este sentido Pablo Tonelli, diputado nacional de Juntos por el Cambio, señaló que “la recomendación de la Comisión Beraldi no fue unánime, sino que las opiniones estuvieron divididas casi por mitades: una mitad opinó que era conveniente y la otra dijo que no lo era de ninguna manera”.

“Lo único que haría este tribunal sería prolongar aún más los juicios que ya de por sí son largos en la Argentina, demorar la solución de los casos y de ninguna manera aliviaría el trabajo de la Corte, ya que agregaría una instancia más sin ningún beneficio”, sostuvo.

Por su parte, el diputado mendocino, Luis Petri, argumentó que “crear un Tribunal Intermedio de Arbitrariedad que le robe la competencia a la Corte es lisa y llanamente un Golpe de Estado a la Justicia”.

Con un ingeniosos juego de palabras, el Diputado y Presidente del bloque Coalición Cívica Juan Manuel López, manifestó que “No me gusta la Corte Suprema la hago menos Suprema”.

“Imaginación frondosa la de los encausados, pero pedir que sea sensata, oportuna y constitucional imposible en el gobierno de Fernández y Kirchner. Aflojen muchachos” añadió.

Paula Oliveto, Diputada y Presidente de la Coalición Cívica-ARI de la Ciudad de Buenos Aires, expresó que “Ahora quieren crear un Tribunal Intermedio de Arbitrariedad. No tienen paz y la verdad es que ya cansan. El país está mal económicamente y en medio de una pandemia, dejen de dividir. Dejen de inventar cosas para tener impunidad. Esa es la agenda del poder No del pueblo”.

Su par, Mariana Zuvic, fue tajante al sostener que se trata de “ impunidad para robar tranquilos”.

“Quieren hacer caer en la trampa a los Argentinos con una burda transformación de la justicia que tiene más poderes que la Corte Suprema por su discrecionalidad y alcance. Es una grosera violación de la Constitución a partir de una ley. Basta de trampas y mentiras” sostuvo el Diputado Radical Gonzalo del Cerro.

En tanto, el funcionario y también correligionario, Diego Mestre, entiende que el Proyecto tiene como trasfondo la “búsqueda de impunidad” agregando que “los únicos que actúan como culpables son ellos mismos que, decididamente, no se someten a la justicia y la atacan una y otra vez”.

Para Lidia Ascárate, Diputada por Tucumán, el hecho es “muy simple de interpretar”  pues “los que se robaron todo durante 12 años, hoy buscan limitar a la Corte Suprema de Justicia para garantizar la impunidad de Cristina Fernández”.

Por último, Álvaro Lamadrid, Diputado radical por CABA , sentenció que “Cristina busca generar antecedentes con Milagros Sala y Boudou para cuando no se pueda escapar más de la Justicia. Necesita generar jurisprudencia. CFK no ayuda a nadie, sólo usa a la gente. No firmó la solicitada de Boudou por qué no le importa su destino, pero sí el de ella”.

“Sabe que necesita llevar adelante una demolición institucional y va por la reforma judicial para convertirse ella en la justicia. Alerté en el parlamento que no hay espacio para los dos en el país: «O hay Cristina o hay Justicia». Ésa es la díada o dicotomía de la Argentina” exhortó.

Deja una respuesta