Masivo repudio a Hebe de Bonafini tras sus fuertes dichos sobre evangelistas y macristas

“Los evangelistas son  muy peligrosos  te pudren la cabeza como los macristas” las crudas palabras emergieron en de  los labios de la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, quien fue repudiada por todo el ala opositora quien analiza realizar una presentación ante el Inadi.

La desafortunada comparación surgió en el marco de una entrevista, en la cual Bonafini, expresaba su mirada respecto a lo que sucede en Brasil, pueblo al que catalogó como “muy difícil” argumentando que no sabe si es “porque existe mucho analfabetismo, o por los evangelistas que te pudren la cabeza como los macristas».

Rápidamente las críticas emergieron en torno a sus dichos. Tal es el caso de Walter Ghione, diputado provincial de Santa Fe y Pastor evangélico, que ya está trabajando en una presentación en la legislatura de es provincia para que la Cámara de Diputados exprese su más enérgico repudio a las declaraciones realizadas por la dirigente.

“Nos sorprendieron estas declaraciones lamentables que tuvo y que las hizo contra todos los que profesamos la fe evangélica y todos los que profesan alguna fe, que es el motor para trabajar en todo lo que respecta a nivel social”, indicó Ghione.

“Para nosotros (las declaraciones) son antidemocráticas y nos colocan en un lugar incómodo”, lamentó, teniendo en cuenta de que la persona que los dijo es considerada una referente de la defensa de los derechos humanos.

Por su parte, el bloque de Diputados de Juntos por el Cambio, presentaron ante el Presidente de la Cámara Baja, un “enérgico repudio” puesto que consideran que lo expresado por Bonafini  “configuran un ataque a la libertad religiosa”.

Entre sus argumentos sostiene que las declaraciones “son un reflejo de la discriminación sistemática a los cristianos evangélicos, y, en general, a las personas que profesan la fe cristiana. Es importante señalar que nuestra Constitución Nacional protege y ampara la libertad religiosa y que sus dichos vulneran este derecho y constituyen una grave amenaza a la convivencia social bajo una explícita discriminación religiosa que amenaza a este derecho humano”.

Recordaron incluso que  “la tarea social y espiritual que llevan las iglesias evangélicas hace más de un siglo en nuestro país”  sobresalieron particularmente en “tiempos más difíciles como se ha visto durante esta pandemia que transitamos”.  Recalcando que “sus derechos deben ser respetados tal como señala nuestra Constitución Nacional y los Tratados Internacionales incorporados con dicha jerarquía a nuestra Carta Magna”.

Sobre el cierre de la exposición escrita resaltan que las expresiones de la titular de Madres “configuran un real peligro para la paz y la convivencia social: el de defender selectivamente algunos derechos humanos de algunos y a otros de ellos, vulnerárselos y perseguirlos”.

La misma lleva la firma, entre otros, de los Diputados Waldo Wolff,  Pablo Torello,  Omar de Marchi, Karina Banfi, Ricardo Buryaile, Gonzalo del Cerro y  Graciela Ocaña

Un detalle no menor: Según la segunda encuesta nacional sobre creencias y actitudes religiosas, realizada por el CONICET, la República Argentina cuenta con más de un 15 por ciento de habitantes pertenecientes a la religión evangélica. Es decir que unos 7 millones de argentinos son cristianos evangélicos.